La Diputación de Málaga está estudiando soluciones para abordar el problema que ha generado el corte de la carretera MA-4108, que une los municipios malagueños de Salares a Árchez, debido al hundimiento de un tramo de la vía a la altura del Puerto de los Carboneros de unos 12 metros de longitud. Esto impide circular por esa vía, que tiene una longitud de 6,5 kilómetros.

Así, la institución dará luz verde este mismo martes a los trámites para posibilitar la contratación urgente de las obras de restitución de la carretera, según ha informado el diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, quien, no obstante, ha indicado que el inicio de los trabajos no podrá realizarse hasta que cesen las lluvias y el terreno se seque.

El diputado, junto a técnicos del servicio de Vías y Obras de la Diputación, ha mantenido este lunes un encuentro en el punto afectado con la alcaldesa de Árchez, María del Carmen Moreno, y los alcaldes de Salares, Sedella y Canillas de Albaida, Pablo Crespillo, Francisco Abolafio y Jorge Martín, respectivamente.

La primera estimación de los técnicos de la Diputación apunta a que los trabajos de arreglo de la carretera tendrán una duración de un mes y medio, aproximadamente, con un coste de unos 250.000 euros, según ha explicado en un comunicado.

UN PASO PEATONAL PARA LOS ESCOLARES

Ante la demanda de alguna solución alternativa para el transporte de los escolares de los municipios afectados, Francisco Oblaré ha explicado a los responsables municipales que se baraja habilitar, provisionalmente, un paso peatonal para unir las dos zonas de carretera ahora cortadas, y que facilite especialmente el traslado de escolares hasta el instituto.

De esta manera, evitarían tener que realizar la ruta alternativa actual, que supone hacer más de 30 kilómetros adicionales, con una duración de casi una hora más.

Consulta aquí más noticias de Málaga.