El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, este lunes en Ferraz.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, este lunes en Ferraz. EFE

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, evitó este lunes responder a los críticos de su partido. A preguntas de los periodistas, dijo que "siempre" ha "respetado" las opiniones de exlíderes y barones, y agregó: "Soy el secretario general del PSOE y me autoimpongo restricciones". Además, apuntó que "si hay alguna discrepancia que deba tratar", lo hará "en los órganos internos del partido" en lugar de "airearlo en los medios".

Sánchez respondió así a los periodistas que le preguntaron en Ferraz por las ausencias en la Escuela de Gobierno Jaime Vera, que el partido ha organizado para los días 15, 16, 17 y 18 de marzo en Madrid, y a la que no asistirán el ex secretario general Alfredo Pérez Rubalcaba ni el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, pese a que inicialmente estaba previsto que ambos acudieran.

A Sánchez también se le preguntó por un artículo publicado por el eurodiputado Ramón Jáuregui este lunes en El País. El secretario general reiteró que "lo que tenga que decir en el ámbito interno" lo dirá "siempre", y recordó la existencia del Comité Federal: "Los compañeros tiene la ocasión de participar en esos comités", zanjó.

Ausencias en el acto por la unidad

Cuando anunció su convocatoria, a finales de febrero, Sánchez llegó a decir que la citada escuela de gobierno era la "visualización" de que la "unidad interna" en el PSOE está "recompuesta". Sin embargo, Rubalcaba y Fernández han decidido no asistir, y también está pendiente de confirmación la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el expresidente del Gobierno, Felipe González. Sí acudirá el expresidente Zapatero.

"Sobre la Escuela de Buen Gobierno... ¡Me gustaría dar las gracias a los que vienen, que son muchos!", replicó Sánchez, que argumentó que su dirección no ha "excluido a nadie", que "todos están invitados", y que su "obligación" es "abrir las puertas" para que puedan participar y "decidan si quieren venir o no".