En un comunicado, la compañía ha atribuido esta decisión a la "excelente evolución actual y prevista" de los mercados de la sosa cáustica y del PVC, que es el principal derivado del cloro.

Ésta es la segunda ampliación de la planta de cloro-sosa de la fábrica de Vila-seca I, ya que en diciembre de 2017 entró en funcionamiento la nueva capacidad de 65.000 toneladas.

Además, el pasado 8 de febrero se puso en marcha la nueva capacidad de producción de cloro-sosa de la fábrica de Sabiñánigo (Huesca), con una ampliación de 15.000 toneladas al año.

Actualmente, Ercros tiene una capacidad de producción de 165.000 toneladas anuales (120.000 en Vila-seca I y 45.000 en Sabiñánigo), situándose como el primer fabricante de España y con una cuota del 59% de la capacidad de producción del país, y tras esta ampliación, con la que Vila-seca I alcanzará las 146.000 toneladas, se reforzará con una capacidad total de 191.000 toneladas al año.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.