Recursos de Policía Nacional, agente, agentes, policía, policías
Recursos de Policía Nacional, agente, agentes, policía, policías EUROPA PRESS - Archivo

Un hombre de 40 años y nacionalidad italiana ha sido detenido por agentes de la Policía Nacional en Torremolinos (Málaga) por poner supuestamente a la venta de manera fraudulenta dos viviendas, una de ellas en la que venía residiendo en régimen de alquiler.

Según las pesquisas, el investigado gestionó la venta a través de una inmobiliaria en la que presentó un poder notarial falso en el que el legítimo propietario de los inmuebles le autorizaba a efectuar la operación.

Así, el sospechoso llegó a cobrar 12.000 euros en concepto de señal por la venta de las viviendas, siendo finalmente arrestado por su presunta responsabilidad en los delitos de estafa, falsedad documental y robo con fuerza, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

La investigación se inició a raíz de la denuncia que interpuso el propietario de dos inmuebles al conocer que estas habían sido puestas a la venta sin su consentimiento. Según expuso, en ningún momento tuvo la intención de vender las viviendas ni tampoco autorizó a nadie para que lo hiciera a través de una inmobiliaria.

Entonces se inició una investigación para esclarecer lo sucedido. Las primeras pesquisas condujeron a los investigadores a una inmobiliaria de Torremolinos donde se realizaron los trámites para la compraventa de las viviendas, aunque sus gestores desconocían que se trataba de un fraude.

Desde la inmobiliaria se habrían limitado a tramitar la operación, recoger la cantidad acordada como señal -12.000 euros- y entregarla al presunto vendedor, quien había presentado un poder notarial en el que constaba que el legítimo propietario le autorizaba a realizar la venta.

Una vez que los agentes identificaron y localizaron al presunto responsable de la estafa, un hombre de nacionalidad italiana que había alquilado uno de los dos inmuebles puestos a la venta, le arrestaron como responsable de un delito contra el patrimonio y otro de falsedad documental.

En el registro realizado en el domicilio del investigado se intervinieron ocho equipaciones de esquí, diez palos de golf, 2.100 euros y documentación.

En el transcurso de la investigación los agentes averiguaron también que el investigado tuvo acceso al segundo inmueble, ya que se apoderó de las llaves de la vivienda que dejaron puestas en la cerradura los anteriores inquilinos. Además también pudieron demostrar que los efectos que fueron intervenidos en el domicilio del detenido los había sustraído de un trastero propiedad de su arrendador.

Consulta aquí más noticias de Málaga.