Martínez y Saro
Martínez y Saro EUROPA PRESS

Izquierda Unida de Cantabria ha hecho un llamamiento a otras fuerzas políticas y organizaciones a sumarse al debate para dar forma a un programa electoral conjunto con el que concurrir a los comicios regionales y municipales de 2019, con el convencimiento de que la alternancia PSOE-PRC y PP "va a ser historia" en las próximas elecciones.

Por eso ha incidido en la importancia de reforzar las estrategias de unidad popular y la consolidación del mundo municipal como espacio de transformación política a través de un acuerdo entre las organizaciones y personas progresistas en el que la prioridad debe ser el programa.

Un llamamiento que se ha concretado en Podemos, con el que IU no ha podido negociar aún porque no tiene interlocutor, y también en otras fuerzas con representación municipal pero que no tienen "referente político" estatal o autonómico más allá de ser de izquierdas.

Las reuniones con algunas formaciones políticas han comenzado, así como con otras como los sindicatos o la universidad, y el objetivo es "tener los primeros acuerdos (programáticos) cerrados" antes del verano "para luego hablar de personas".

En este sentido, será la militancia de IU la que decida si, finalmente, se produce una "convergencia o no" con otras fuerzas de cara a las elecciones del año próximo. Así, si bien sus dirigentes trabajarán "por la confluencia", "la última decisión" corresponderán a los militantes.

Así lo han avanzado hoy en rueda de prensa la coordinadora de Izquierda Unida en Cantabria, Leticia Martínez, y el portavoz de esta formación, Miguel Saro, quienes han indicado que ya están trabajando en el mandato de la Asamblea Regional de "profundizar en la unidad popular y consolidar el espacio político municipal" dado su poder "transformador".

El objetivo es reunirse con otros actores sociales, grupos políticos y sociedad civil para crear "un espacio electoral conjunto". En el caso de IU, el programa que está elaborando se nutrirá de las aportaciones de los militantes, de los agentes sociales y los ciudadanos, y lo que pretende es concurrir a las elecciones con un programa que incorpore las necesidades y demandas de los ciudadanos y de la izquierda.

En sentido, Martínez ha apuntado que la "atomización" del Parlamento y los ayuntamientos "parece que no va a remitir", y la composición de estas entidades "dependerá de uno o dos concejales" o diputados, en el caso del Gobierno. "Creemos que la alternancia PSOE-PRC y PP en 2019 va a ser historia", ha asegurado.

En este contexto, la base programática de IU contempla una reforma fiscal "irrenunciable" e "inaplazable" como "herramienta redistributiva"; la reindustrialización, las políticas de empleo con inversión pública y un impulso del sector primario "más allá de (la publicidad de) las anchoas y los sobaos que hace Revilla por las televisiones".

Las bases administrativas contemplan el inicio de las conversaciones para un acuerdo programático. Martínez ha subrayado que cualquier aspecto de las conversaciones sobre las candidaturas estará "subordinado" a la concreción de este acuerdo programático, "al que se supedita cualquier gestión".

Al respecto, Saro ha advertido que IU tendrá que ser "tratada como un igual" por otros colectivos porque, ha dicho, hay que "sacar pecho" del trabajo realizado por esta formación en los municipios durante la presente legislatura.

Saro ha opinado que se deben "abandonar los debates partidistas" en el seno de las organizaciones. En este sentido, ha dicho que IU cuenta con Podemos para "hablar de los problemas de Cantabria", y lo hará cuando la formación morada resuelva el proceso interno "difícil y conflictivo" en el que está sumida y cuente con un interlocutor. Pero ha pedido que, mientras tanto, "no se utilice" a Izquierda Unida al respecto.

Ha subrayado al respecto que su formación política "no permitirán que la puesta en común se vea perjudicada por ningún tipo de proceso individual y parcial de cualesquiera que sean los integrantes de la confluencia".

Asimismo, defendía que la autonomía de cada organización "ha de ser respetada" y que esta cuestión "no puede afectar" al devenir del proyecto común que se pretende impulsar.Y agregaba que "si de algo nos puede servir el bagaje de años y años de trabajo" es para afianzar "los puntos fuertes que cada integrante de la candidatura puede aportar" y no para "repetir errores perfectamente evitables, frecuentemente ligados a cuestiones internas de los partidos y los colectivos".

HUELGA 8 DE MARZO

Por otra parte, Martínez ha indicado que IU apoya "al 100%" la huelga feminista del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y ha llamado a todas las mujeres a "parar" ese jornada contra la "invisibilidad" y la minusvaloración de un colectivo que es "esencial" para que "todo funcione", recordando que en Cantabria, las mujeres ocupan el 64% de los empleos peor remunerados, con nóminas y pensiones un 28,9% y un 41% inferiores a las de los hombres y la mayor brecha salarial de todo el país.

Martínez ha señalado que el objetivo es "desbordar" el concepto clásico de huelga general al extenderse el paro no sólo a los puestos de trabajo, sino también a los cuidados o el consumo que ejercen las mujeres.

Los hombres también pueden secundar la huelga y si en el trabajo hay servicios mínimos, se llama a que sean ellos los que se ofrezcan a realizarlos, además de instar a asuman ese día las tareas domésticas y de cuidados para que las mujeres pueden hacer huelga.

Además de los actos convocados para ese día por el movimiento feminista de Cantabria, la formación de izquierdas ha organizado una mesa de debate mañana, día 6, a las 19.00 horas, en su sede de la calle Isaac Peral 1, con la participación de dos colectivos feministas de la región, Mujeres Jóvenes de Cantabria y Colectiva La Ruda.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.