Formación
Saca partido a la formación. INFOJOBS

El futuro (y el presente ya) de la formación laboral pasa por el aprendizaje personalizado, los dispositivos móviles o una formación multidimensional porque hay muchas generaciones en el lugar de trabajo. Lo señala el estudio 'Formación en el Trabajo 2018', realizado por la plataforma global de formación en línea Udemy.

Este informe revela también las cinco predicciones sobre el rumbo que tomará la formación en el trabajo en el futuro más inmediato:

La Inteligencia Artificial y el ‘machine learning’

Crearán experiencias de aprendizaje personalizadas. El análisis de datos de comportamiento del usuario puede ayudar a los profesionales de la formación a comprender y predecir qué quieren aprender los empleados. La mitad de los responsables de estas áreas planean incorporar estas ‘rutas de aprendizaje' a medida en sus programas de formación en los próximos años. 

Mayor ‘gamificación’ en el aprendizaje

El uso del diseño y los elementos de los videojuegos en el entorno de la formación es otra de las estrategias para aumentar la motivación y compromiso. Esta metodología ayuda a retener y aplicar mejor los conocimientos, por este motivo, casi un tercio de los profesionales encuestados pretende incorporarla en los próximos años.

Avance de la realidad virtual y la realidad aumentada

Ambas están preparadas para ser la mayor revolución en la manera de aprender desde la llegada de Internet. Gracias a ellas es posible un aprendizaje totalmente inmersivo, ya que permiten que los empleados puedan aplicar lo que aprenden en situaciones del mundo ‘real’. A medida que sus costes bajen, estas herramientas irán ganando cada vez más terreno en las empresas.

Necesidad del aprendizaje ágil

Dado el ritmo imparable de las innovaciones tecnológicas, para que los trabajadores mantengan sus habilidades al día, los tradicionales cursos de 6 meses han dejado de ser la mejor opción. Los departamentos de formación deberán adoptar un procedimiento ágil, es decir, crear programas de aprendizaje que lleven semanas, y confiar en proveedores que aporten contenidos actualizados en tiempo real.

El aprendizaje impulsado por el comportamiento

Ya no se tratará de cuántas horas dediquen los empleados a la formación, sino de que cambien realmente su comportamiento en el trabajo como resultado del aprendizaje. En este sentido, serán comunes los seguimientos posteriores para comprobar que los conocimientos aprendidos se aplican.