El primero de los hechos se produjo a primera hora de la mañana de este domingo, cuando agentes de la Policía Local realizaron una inspección del establecimiento comprobando que tenía la puerta principal cerrada con cerrojo y la salida de emergencia obstruida, por lo que procedieron a denunciar las infracciones y a precintar el local, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

El segundo tuvo lugar antes de la medianoche, cuando los agentes fueron a revisar el cumplimiento de la orden de precinto y comprobaron que el establecimiento se encontraba de nuevo abierto al público, por lo que volvieron a proceder al precinto del mismo por incumplimiento de la orden de precinto así como a denunciar dicha infracción.

Por su parte, el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera (PSOE), ha destacado la labor que la Policía Local desarrolla respecto al "cumplimiento de las medidas de seguridad por parte de los establecimientos salvaguardando, así, la seguridad de clientes y consumidores".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.