Han destacado, además, la importancia de una movilización con vocación de unir a todas las mujeres, a las que se pretende visibilizar no sólo en el ámbito laboral, sino también en el ámbito estudiantil, el consumo o los cuidados.

Las dos formaciones han informado además que respaldan la opción de realizar un paro completo de veinticuatro horas y que no exigirán a sus trabajadoras ningún servicio mínimo. También han instado a las instituciones de las que forman parte, como el Parlamento autonómico y el Ayuntamiento de Logroño, a que "se sumen a la iniciativa y hagan lo mismo", incluyendo medidas como adaptar la agenda institucional y suspender toda la actividad que no sea imprescindible.

Representantes de ambos partidos han criticado "los abusivos servicios mínimos propuestos por el Gobierno autonómico". En este sentido, han recordado que la huelga feminista es una forma novedosa de reivindicación en la que no valen las mismas reglas que venían aplicándose: "En un día en el que la mayor parte de los hombres van a permanecer en su puesto de trabajo para visibilizar la importancia de la mujer en el mundo laboral y las dificultades que provoca su ausencia, exigirles a ellas una presencia mínima que no esté absolutamente justificada es un abuso que podría estar vulnerando el derecho a huelga".

Además, recuerdan que muchas plantillas son mayoritariamente masculinas y que el desempleo afecta especialmente al colectivo femenino.

Por último, Podemos ha informado que sus dos diputadas en el Parlamento

de La Rioja y su diputada en el Congreso se sumarán al paro y suspenderán su actividad institucional del día 8 de marzo, donando su retribución de esa jornada a causas sociales.

Además, serán sustituidas por sus compañeros sólo en aquellas cuestiones que sean inaplazables.

Este será precisamente el papel que jugará el concejal de Equo en el Ayuntamiento de Logroño, que se ha puesto a disposición de sus compañeras de Cambia Logroño.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.