El municipio granadino de Colomera recibirá el Año Nuevo, como es tradición en este pueblo, con 24 campanadas en lugar de 12 y con el doble de uvas debido a que el reloj que preside el edificio del Ayuntamiento repite dos veces las horas a falta de cuartos.

Esta tradición se mantiene desde hace más de diez años por la caprichosa instalación del nuevo reloj del Ayuntamiento que hizo un técnico, que suprimió los cuartos y a cambio quiso que las horas se dieran y sonaran dos veces, ha informado el consistorio.

Las cinco "P"

Junto a las 24 uvas y las bolsas de cotillón, quienes reciban mañana el Año Nuevo desde la plaza del Ayuntamiento recibirán también cinco vales, cada uno por valor de 40 euros y canjeables en establecimientos del pueblo por panes, peces, perdices, peras y perniles.

El Ayuntamiento revive así la historia de Colomera, que entre los siglos XV y XVII fue denominado la villa de las cinco "P" (panes, peces, perdices, peras y perniles) por su floreciente economía.

Se trata de un aliciente más con el que el Ayuntamiento pretende atraer a visitantes al municipio, también durante la Nochevieja.

Cada 31 de diciembre, este municipio granadino acuña el eslogan: "Colomera, el doble de campanadas, el doble de suerte".