Mónica Romero.
Mónica Romero, en la portada de Interviú. INTERVIU

A muchos quizá su nombre no le diga nada, aunque muchos quisieran conocerla de manera 'íntima'. Mónica Romero, explosiva madrileña de 1'78 cm, se ha convertido en "uno de los rostros más bellos de la televisión", lo que le ha servido para ser una de las musas del empresario teatral José Luis Moreno.

Actriz, modelo y presentadora, esta polifacética mujer de 28 espléndidos años, ha pasado por programas de éxito como 'Noche de fiesta', 'Territorio comanche o 'Cuéntame'. Ahora, despide el año mostrando todos sus encantos en la portada del lunes en la revista Interviú.

Mujer "inquieta"

Según publica el semanario, es una mujer "inquieta" que sigue estudiando para mejorar cada día. Y así lo dice: "Me gustaría ampliar mi formación fuera de España, aunque todavía estoy liada con el inglés". A pesar que se espectacular físico le ha abierto ya muchas puertas, su verdadera vocación es la psicología.

Hasta la fecha, lleva más de nueve años repartiendo sonrisas, aunque "siempre me toca hacer de guapa tonta". Y lo de guapa no es simplemente un eufemismo, pues sus medidas dejan claro que estamos ante una bella mujer: 90-60-91.

"La verdad es que en el reparto de cuerpos no puedo quejarme", bromea Mónica, quien respecto a los hombres lo tiene muy claro: "No me gustan los que van de 'guapitos'. Quiero estabilidad emocional".