El malestar entre los representantes de los trabajadores deriva de que, a su juicio, "la máxima prioridad en estos momentos debe ser la renovación de la flota con la compra de autobuses y la incorporación de personal", según han explicado en nota de prensa.

"Dicha prioridad se basa en la constatación por parte de la plantilla de que, al menor pico de demanda de viajeros (bien por mal tiempo bien por eventos especiales o cualquier otra circunstancia menos predecible), algunas líneas se desbordan, llegando a dejar viajeros en las paradas", han señalado.

Según los trabajadores este hecho no solo se da ante los imprevistos, sino que en fechas señaladas, como el Carnaval o la Cabalgata de Reyes, la capacidad de la flota y la plantilla "se ve completamente sobrepasada, obligándonos a dejar a cientos de pasajeros en las paradas".

Antes que este programa, el comité ha apuntado a la falta de inversión en baños en las cabeceras de cada línea. "A pesar de ser una reivindicación recurrente en los comités de Salud Laboral, con la presentación incluso de varias denuncias ante la Inspección de Trabajo, hoy únicamente se cuenta con un baño en la cabecera de una línea del extrarradio", han lamentado.

La ausencia de establecimientos públicos en esos puntos, o que estén cerrados a horas en las que circulan los autobuses, provoca que los conductores y conductoras "no tengan otro remedio que hacer uso de la vía pública, obligados incluso a contravenir la Ordenanza de Convivencia que el propio Ayuntamiento de Gijón ha aprobado", han asegurado, afirmando que "en el caso de las mujeres, además, supone un especial atentado contra su intimidad en pleno horario laboral".

Consulta aquí más noticias de Asturias.