Así lo ha destacado el alcalde algecireño, José Ignacio Landaluce (PP), quien, en lo que se refiere a Ojeda Luque, de cuyo fallecimiento se ha cumplido recientemente el primer año, ha destacado que, "durante décadas, fue la voz de Algeciras, el encargado de contarnos día a día el crecimiento de una ciudad que hizo suya desde el primer día que la pisó.

Todo ello, según ha continuado en un comunicado, "unido a un férreo compromiso social y con la defensa de las tradiciones algecireñas, dejando entre nosotros un legado del que su esposa, Leli Rodríguez, y sus hijos, José María y Javier, pueden seguir sintiéndose orgullosos".

Por su parte, en relación al relojero mayor de la ciudad, el alcalde ha puesto de manifiesto que Pavón Manso "se ha convertido por méritos y derecho propios en una referencia en lo que respecta a la defensa del patrimonio de Algeciras".

Ha dicho que a él le deben "tener en la actualidad, en perfecto estado de funcionamiento, una de las maravillas mecánicas de nuestras ciudad, como es el histórico reloj de la torre de la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma, que cada año es visitado por centenares de personas dentro de nuestra oferta turística, sin olvidar el trabajo desempeñado en las asociaciones La Trocha y AEPA 2015".

Por ello, con la unanimidad de todos los grupos políticos presentes en la Corporación, "Algeciras comenzará a pagar esa deuda de gratitud contraída con el paso de los años tanto con Pepe Ojeda como con José Luis Pavón, y seguiremos trabajando en la preparación de sus actos institucionales, esperando estar a la altura que ambos se merecen", ha concluido el primer edil.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.