En concreto, los regionalistas proponen incorporar como prestación garantizada el servicio de habilitación y terapia ocupacional; el servicio de estimulación cognitiva; el servicio de promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional; el servicio de habilitación psicosocial; y el servicio de orientación de productos de apoyo. Asimismo, proponen convertir el servicio de centro ocupacional en prestación garantizada, ya que ahora no lo es.

En un comunicado, UPN ha recordado que la ley foral 15/2006, de 14 de diciembre, de Servicios Sociales estableció un sistema de servicios sociales basado en el reconocimiento del derecho de ciudadanía a estos servicios. Dicho derecho "debía concretarse en una Cartera que determinara el conjunto de prestaciones del sistema público de servicios sociales con ámbito de aplicación en todo Navarra, y que diferenciara las prestaciones garantizadas y exigibles como derecho subjetivo de las no garantizadas".

Según ha expuesto, "en cumplimiento de este mandato, el Gobierno de UPN aprobó mediante Decreto Foral en el año 2008 la Cartera de Servicios Sociales de Ámbito General, que recogía un total de 140 prestaciones (90 de ellas garantizadas como derecho subjetivo)".

En este sentido, UPN ha remarcado que "el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, anunció a principio de la legislatura su intención de modificar dicha Cartera, a lo que por otra parte estaba obligado por la entrada al sistema de las personas con dependencia moderada que exigía la inclusión de prestaciones y servicios dirigidos a estas". Sin embargo, ha criticado que "transcurridos más de dos años de legislatura, dicha modificación aún no se ha realizado".

Por otro lado, "y recogiendo las demandas que le han trasladado a UPN las entidades sociales para que se haga una regulación en profundidad de los centros ocupacionales", los regionalistas han instado a que el Gobierno de Navarra "apruebe una Orden Foral que identifique y defina qué son los centros ocupacionales, para qué sirven, a qué personas atienden, los distintos programas que ofrecen, y el tránsito ascendente y descendente por dichos programas, entre otros aspectos".

En su opinión, "esta norma deberá tener una parte trasversal a todos los centros ocupacionales de nuestra Comunidad y una parte específica según los perfiles de atención".

En tercer lugar, y también a demanda de las propias entidades, UPN propone "flexibilizar la dedicación horaria que prestan los asistentes personales a las personas dependientes que necesitan sus servicios de cara a poder llevar a cabo su propio proyecto individual de vida independiente". Con ello se busca "adaptar el servicio de los asistentes personales a la situación concreta e individual de cada persona".

OTRAS PROPUESTAS DE UPN EN MATERIA DE DEPENDENCIA

Desde UPN han recordado que propusieron el año pasado la firma de un Pacto por la Dependencia en Navarra y elaboraron un Plan de choque que pretendía "reducir las listas de espera y mejorar la calidad en la atención a las personas mayores, a las personas con dependencia, a las personas con discapacidad y a las personas con enfermedad mental".

Asimismo, la formación regionalista presentó una proposición de ley foral de garantías y transparencia en las listas de espera de las prestaciones garantizadas del sistema público de servicio sociales. Con dicha iniciativa se proponía "establecer un sistema de información claro, transparente y accesible, que permita a los afectados saber en qué situación se encuentra en cada momento su solicitud, en qué plazo debe la Administración concederles la prestación y con qué criterios se computa el plazo máximo para resolver, de manera similar a lo que sucede en las listas de espera de Salud".

Consulta aquí más noticias de Navarra.