La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, considera probado que el acusado, que iba en compañía de su hermano, también acusado pero absuelto en esta causa, estaba en un bar de Madrigueras (Albacete), sobre la 1.30 horas del 8 de febrero de 2015.

Allí se encontraba también el concejal de Deportes de dicha localidad y miembro del equipo de Gobierno municipal, al que el acusado se dirigió para recriminarle que no habían sido nombrados él y un sobrino como monitores de las escuelas deportivas.

Tras ello, el acusado le golpeó en la cara hasta hacerle caer al suelo. Al intentar levantarse, el hermano, y también acusado, le agarró por la capucha y le hizo caer nuevamente al suelo.

Como consecuencia de los hechos, la víctima resultó con contusión en pómulo izquierdo y ceja derecha, precisando de una primera asistencia médica y tardó en curar cinco días.

Consulta aquí más noticias de Albacete.