A priori, La Rioja debería contar con unos datos mejores. La tasa de paro de esta comunidad es, según datos de la EPA del último trimestre del 2017, favorable a la media de España y así lo ha sido de forma generalizada a lo largo de los últimos años salvo excepciones puntuales.

Sin embargo, explican desde La Rioja en Marcha, las pensiones de los riojanos "están por debajo de la media", siendo 905,62 € en la Rioja y en el resto de España casi un 3% más, en Navarra es de 1068,90 € (un 13% más) y en el País Vasco 1155,16 € (un 20% más).

"Solo cabe hablar de que en La Rioja mantenemos empleos de baja calidad y escasa cotización. ¿Cómo puede haber tamaña diferencia con dos regiones tan próximas a nosotros?", se preguntan.

Las empresas vascas y navarras cuentan con infraestructuras a la altura de sus necesidades, lo que las hace ser más competitivas y eficaces, por tanto se encuentran en condiciones de pagar sueldos más generosos que los que cobran los riojanos "cuyas empresas luchan denodadamente en situación adversa y contra la dejación que soportan en comunicaciones totalmente obsoletas".

"Y, por supuesto, los privilegios fiscales de los que disfrutan nuestros vecinos, hacen que la presión fiscal tanto sobre las empresas como sobre los empleados sea menor y por tanto se puedan realizar mayores cotizaciones que, a la larga, proporcionan unas mejores pensiones", consideran.

Desde La Rioja en Marcha "queremos denunciar estas desigualdades. Los riojanos no tienen que tener ni más derechos que nadie ni, por supuesto, privilegios de ningún tipo. Pero, desde luego, lo que no deben es tener palos en las ruedas que impidan a esta sociedad avanzar de forma satisfactoria mientras nuestros gobernantes se acomodan en sus sillones de autocomplacencia permitiendo estas obscenidades".

"No nos cabe la menor duda que los trabajadores y empresarios riojanos en igualdad de condiciones demostrarán de lo que son capaces. Si sobreviven a estas asimetrías forzadas del mercado, ¿que será cuando compitamos en igualdad de condiciones? Hoy ser riojano es sinónimo de déficit de paridad y homogeneidad", aseguran.

Por todo ello, desde La Rioja en Marcha "seguiremos trabajando por erradicar unas desigualdades totalmente trasnochadas en el mundo de la globalización".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.