"Lo que se está haciendo es una colaboración con las administraciones competentes en el sentido de que cuando algún asociado detecta en su zona alguna oferta no regulada se lo comunicamos directamente", ha explicado a Europa Press su presidente, José Ayala.

De esta forma, se pone en conocimiento de la Delegación de Turismo de la Junta y, a su vez, informan a la Agencia Tributaria, dado que "cualquier tipo de alquiler que sea clandestino en el sector está supuestamente evitando un pago de impuesto".

Ayala ha apuntado que "se ha conseguido que se quiten algunas viviendas del mercado gracias, sobre todo, a la actuación de Hacienda", al tiempo que ha señalado que desde Turismo "están muy contentos" con la asociación por esa labor conjunta para detectar la oferta ilegal.

En concreto, según ha indicado, a lo largo de 2017 trasladaron "más de cien" denuncias sobre viviendas con fines turísticos en una probable situación irregular. "A partir de ahí, es la inspección la que se encarga de mirar si cumple o no", ha agregado.

Por ello, al margen de algunos casos muy próximos o con alguna relevancia especial, no saben la cantidad de expedientes que han podido llevarse a cabo y su resultado, puesto que "la ley de protección de dato impide conocerlo.

Por su parte, fuentes de la Junta han indicado a Europa Press que desde la Inspección de Turismo de la Delegación se elaboraron diez informes de clandestinidad.

"Se solicitó por escrito a la Asociación de Empresas de Alojamientos de la provincia que pusiesen en nuestro conocimiento los datos que ellos tuvieran sobre viviendas con fines turísticos clandestinas, debido a la dificultad de identificarlas en las plataformas en las que se anuncian", han comentado.

Esta tarea para verificar denuncias por prestación de servicio clandestino se enmarcó en el Plan de Inspección Programada 2017

respecto a las viviendas con fines turísticos, sobre las que también se desarrollaron actuaciones para el control del cumplimiento de la normativa turística de las que inician su actividad, detección de la prestación del servicio turístico sin haber presentado la correspondiente declaración responsable o deficiencias en la prestación de los servicios.

Como consecuencia de esa labor, se han realizado 40 actas de advertencia (anomalías fácilmente subsanables), cuatro de conformidad y una de infracción. También se han hecho 20 asesoramientos específicos, así como los referidos diez informes por clandestinidad. Se ha incoado un expediente sancionador y no se han impuesto sanciones.

Consulta aquí más noticias de Jaén.