Canales de Ámsterdam
El frío ha hecho que algunos canales de la ciudad holandesa se hayan convertido en pistas de hielo para patinadores. EFE

Las bajas temperaturas que afectan a Europa en las últimas semanas han provocado algo inesperado: algunas partes de los canales de Ámsterdam se han congelado, lo que ha permitido a residentes y turistas patinar sobre hielo en las vías fluviales.

Según recoge The Guardian, por primera vez desde hace seis años, parte de los canales de Prinsengracht y Keizersgracht se han congelado lo suficiente como para poder soportar el peso de decenas de turistas, locales y patinadores.

Las imágenes que han comenzado a aparecer en las redes muestran como algunas personas patinan sobre el hielo mientras otras pasean disfrutando de la novedad de caminar sobre lo que normalmente suele ser agua.

En las fotografías también se ve a muchos espectadores sentados en los bancos del canal o de pie en los puentes viendo el espectáculo.

Sin embargo el pasado jueves dos patinadores sufrieron un accidente al quedarse atrapados en el hielo cuando este todavía no era lo suficientemente grueso. Según los medios locales, la pareja cayó a través del hielo y tuvo que ser rescatada por otros transeúntes.

En otros lugares, la ola de frío de Europa ha continuado causando estragos durante el sábado. Después de las fuertes nevadas y ventiscas letales, las condiciones mejoraron un poco el pasado viernes, aunque las temperaturas permanecen generalmente bajo cero, lo que está provocando grandes restrasos en las carreteras, en trenes y en los aeropuertos.

En Gran Bretaña, el Servicio Meteorológico Nacional (Met Office) dijo que las temperaturas del Ártico iban a aumentar: "Después del clima extremo que muchos de nosotros hemos visto recientemente, las condiciones mejorarán un poco en los próximos días".

En Francia, el pronóstico de este fin de semana ha sido de lluvia en vez de fuertes nevadas que sí que han cubierto otras extensiones de Europa.

El frío deja más de 60 muertes en la última semana

Durante la última semana, las condiciones de frío han causado más de 60 muertes, incluyendo 23 en Polonia, 7 en Eslovaquia, 6 en la República Checa y cinco en Lituania. Otras muertes se han registrado en España, Italia, Rumania, Serbia, Eslovenia, Gran Bretaña, Holanda, Suecia y Noruega.

Francia ha tenido al menos nueve muertes a causa del clima, incluyendo las de cuatro esquiadores que murieron sepultados por un alud a mediados de febrero..

El aeropuerto de Ginebra anunció este viernes que reabría de nuevo "a pesar de las condiciones meteorológicas desfavorables". Las autoridades aeroportuarias han advertido, sin embargo, de posibles "retrasos y cancelaciones".

Italia también está atrapada en temperaturas bajo cero con varias carreteras principales bloqueadas debido a la nieve y los meteorólogos han advertido de que las regiones del norte y centro del país verán pocas mejoras en estos días.