La búsqueda de Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido el pasado martes en Las Hortichuelas, en Níjar (Almería), ha continuado una jornada más sin resultados en los alrededores de esta barriada y a partir de ahora los trabajos se harán de una forma "más selectiva".

El capitán de la Guardia Civil al frente del Puesto de Mando Avanzado, en la localidad nijareña de Las Negras, ha explicado a los medios que en esta jornada se ha "intensificado la búsqueda" hasta llegar a un radio de 8 kilómetros que cubre además la costa con el Servicio Marítimo y buzos del GEAS.

No son los únicos, en tierra también se cuenta con apoyo de otras unidades de la Guardia Civil, como la Escuadra de Caballería, el Seprona, e incluso los canes de la Unidad Cinológica que investigó la desaparición de Diana Quer, además de caballeros legionarios, y cuatro grupos con drones, entre otros.

Según este mando, unas 700 personas, de ellas 200 profesionales de estos cuerpos, se encuentran hoy en Las Hortichuelas, en el que podría ser el último día con una "multitud de voluntarios" porque el mando policial ha instado a que "no se desplacen más" porque se pasará a hacer una búsqueda "más técnica".

El subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, ha afirmado que se pasará de una "búsqueda masiva como estamos haciendo con la participación de población, a una búsqueda más selectiva en función de indicadores de investigación" y con "personal especializado".

Dos escenarios

El teniente coronel José Hernández Mosquera ha apuntado que existen "dos escenarios desde el inicio de la búsqueda del menor", el primero centrado en el rastreo en la zona donde se le vio por última vez, en Las Hortichuelas.

Ha afirmado que ha se han batido todas las zonas lógicas por donde un niño de las circunstancias de Gabriel podría haber transitado y que, aunque se seguirán haciendo esas batidas durante este fin de semana, ha coincidido con el subdelegado en que es preciso hacer una "reconsideración de la búsqueda".

En paralelo, el hombre detenido por incumplir una orden de alejamiento de Patricia Ramírez, la madre de Gabriel, ha ingresado esta mañana en la prisión de El Acebuche, han informado fuentes penitenciarias.

Fuentes de la Guardia Civil han dicho que no ha sido puesto a disposición judicial, ya que había una orden de ingreso en prisión previa que pesaba sobre él por otro quebrantamiento similar, decretado en un auto dictado por el Juzgado de lo Penal número 3 de Almería hace meses.

Los padres de Gabriel Cruz, Ángel Cruz y Patricia Ramírez, han negado que este hombre esté vinculado con la desaparición del niño a pesar de los reiterados quebrantamientos de las medidas impuestas de alejamiento por el comportamiento de acoso que mantenía con la mujer.

"La situación del señor que está en la cárcel es por un asunto de acoso hacia mi persona, en el que llevaba bastante tiempo, casi dos años, en el que yo me he sentido muy acosada, con miedo", ha dicho Patricia Ramírez.

Consulta aquí más noticias de Almería.