Boda
Imagen que recrea una boda. GTRES

Más de ochocientos matrimonios con al menos uno de los cónyuges menor de edad se celebraron en España entre 2013 y 2016, según el grupo parlamentario popular, que ha presentado una proposición no de ley en el Congreso para elevar a los 18 años la edad mínima legal para casarse.

Con esta iniciativa, el PP insta al Gobierno a apoyar, mediante las modificaciones legales pertinentes, la recomendación de la ONU y otros organismos internacionales de defensa de la mujer y el niño de situar en los 18 años la edad mínima para contraer matrimonio.

Según explica en la exposición de motivos, no se pretende con esta propuesta limitar los derechos de los menores ni su ejercicio, sino "garantizar su pleno desarrollo" antes de realizar acciones que "podrían cambiar por completo su presente y su futuro".

Al delimitar la edad para casarse, se busca por tanto defender el interés superior del menor, uno de los principios rectores de las normas españoles en los últimos años, destacan los populares.

De hecho, subrayan, las modificaciones del sistema de protección de la infancia y la adolescencia de 2015 convirtieron a España en el primer país del mundo que incluía el interés superior del menor como derecho sustantivo y norma de procedimiento.

Añaden que, además, la reforma del Código Penal de ese mismo año elevó de los 13 a los 16 la edad mínima de consentimiento sexual, en línea con las exigencias internacionales y, entre otros, tipificó como delito el matrimonio forzado.

Recuerdan que una de cada tres niñas de países en desarrollo contrae matrimonio antes de los 18, mientas que en España se celebraron 807 matrimonios de esas características entre 2013 y 2016.

Sin embargo, señalan, para tener plena responsabilidad penal, para conducir o para ejercer el derecho al voto, se exige ser mayor de edad.