Cuerpo del perro semienterrado
Cuerpo del perro semienterrado POLICÍA FORAL

Los hechos se conocieron cuando una patrulla de la comisaría de Tudela localizó en un pinar el animal muerto con una herida en el costado. Los agentes identificaron al dueño del animal, que manifestó haberlo matado de un disparo fortuito mientras cazaba conejos en el coto, versión que no coincidía con la aportada en un primer momento.

Ante dichas contradicciones se le imputó un delito tipificado en el artículo 337 del Código Penal (maltratar injustificadamente un animal doméstico haciendo uso de un arma de fuego para causarle finalmente la muerte), ha informado la Policía Foral en un comunicado.

Por la conducta inadecuada se ha solicitado también a la Delegación del Gobierno en Navarra la revocación de su permiso de armas, mientras que las diligencias propias del atestado, realizado por el Grupo de Investigación Medioambiental de la Policía Foral, han sido remitidas a un juzgado de guardia de Estella para su conocimiento y efectos.

Consulta aquí más noticias de Navarra.