Estas ayudas están enmarcadas dentro de las actuaciones del área de empleo y desarrollo local que tiene como objetivo el impulso del desarrollo socioeconómico del valle.

Se distinguen tres tipos de ayudas. Por un lado, las subvenciones de autoempleo, dotadas con 2.000 euros y cuyo objeto es establecer incentivos para el fomento de iniciativas de autoempleo dirigidas a personas empadronadas en el valle. Se concedieron un total de 19 ayudas de autoempleo, concretamente diez a mujeres y nueve a hombres, según ha explicado el Ayuntamiento en una nota.

En cuanto a las actividades puestas en marcha, destacan varios comercios, una actividad de jardinería, un centro de estética y varias actividades liberales y de prestación de servicios. A dos de estas ayudas se les ha reconocido el carácter de I+D+I, dotadas con 4.000 euros.

En segundo lugar, están las subvenciones para alquiler y compra de locales, dirigidas a emprendedores o empresas que implanten una nueva actividad en el valle. La cuantía se calcula en función de los usos y superficies. Se concedieron un total de 14 ayudas, de las que 12 son al alquiler y dos a la compra de locales.

En cuanto a las actividades desarrolladas han sido tres locales destinados a la hostelería, cinco comercios, cuatro negocios de estética, peluquería y cuidado personal y dos academias de enseñanza.Ocho locales están situados en Sarriguren, tres en Erripagaña, uno en Gorraiz y dos en Egüés. La cantidad concedida alcanzó los 105.314,83 euros.

Por último, el Ayuntamiento concedió ayudas a la contratación, dirigidas a empresas que contraten personas desempleadas empadronadas en el Valle de Egüés. Se concedieron un total de diez ayudas, de las que 9 fueron por contratos indefinidos a tiempo completo y un contrato eventual de un año a una persona con discapacidad. La cantidad concedida en esta modalidad alcanzó los 46.000 euros.

Para 2018 se mantienen las tres ayudas y se incrementan las cantidades concedidas por la contratación de mujeres mayores de 45 años, perceptoras de renta básica, desempleadas de larga duración o víctimas de violencia de género.

Además de estas ayudas el Ayuntamiento cuenta con un Vivero de Empresas, con el objetivo de impulsar y favorecer la creación de empresas cuya actividad se desarrolle en sectores estratégicos, tengan un componente diferenciador o innovador en la región o necesiten de un espacio reducido para emprender su actividad. El vivero cuenta con siete oficinas, dotadas de mobiliario y wifi, y una sala de reuniones y/o formación. En 2017 se instalaron en el vivero cuatro nuevas iniciativas empresariales.

Consulta aquí más noticias de Navarra.