En una nota de prensa, González ha señalado que la salud de los trabajadores "debe ser una prioridad". "El Gobierno asturiano no puede abandonar a estos trabajadores a su suerte, deben tener garantizados el sostenimiento económico, así como el tratamiento psicológico y toxicológico que necesitan", ha reclamado.

La eurodiputada ha recordado que en 2012 se produjo en Asturiana de Zinc la mayor intoxicación por mercurio registrada en la comunidad europea. De los 49 trabajadores afectados solo a 13 de ellos se les ha reconocido la incapacidad laboral, iniciándose para el resto una "larga y tortuosa lucha" para recibir la atención médica, psicológica y económica a la que tienen derecho como ahora reconoce la Comisión en su respuesta.

"Los casos de intoxicación industrial por mercurio deben abordarse seriamente y en que es preciso garantizar asistencia adecuada para proteger la salud de los trabajadores afectados", refleja la respuesta.

La oficina de la Eurodiputada asturiana organizó una visita al Parlamento Europeo en noviembre del año pasado a la que asistieron una veintena de estos trabajadores y representantes de la Asociación Asturiana de Intoxicados por Metales Pesados, para denunciar en la Eurocámara su situación de precariedad y abandono por parte de la administración.

Durante esta visita surgió la iniciativa de registrar la pregunta a la Comisión Europea que firman también las eurodiputadas asturianas Estefanía Torres (Podemos) y Ángela Vallina (IU), y ha contado asimismo con los apoyos de los eurodiputados de Ciudadanos Javier Nart y Carolina Punset.

"Haremos todo lo posible para conseguir que los representantes de la Asociación y trabajadores afectados se entrevisten con miembros de la Comisión y puedan así valorar de forma más precisa su situación" ha afirmado Tania González.

Consulta aquí más noticias de Asturias.