Estos datos, junto a la reducción del número de personas desempleadas en los últimos doce meses en un 3,1 por ciento, contribuyen al mantenimiento del dinamismo del mercado laboral en Santa Cruz, informa el Ayuntamiento en una nota.

El informe mensual elaborado por la Sociedad de Desarrollo revela también que durante febrero, y por segunda vez en la última década, el número de desempleados baja de los 23.000.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, advirtió de la necesidad de seguir trabajando en las políticas activas de empleo para que las buenas cifras que viene registrando la capital en los últimos tres años tengan continuidad en los próximos ejercicios.

"Santa Cruz ha hecho progresos notables, pero la cifra de parados aún es alta, por lo que, entre todos, debemos multiplicar esfuerzos para dar una salida laborar digna y estable a quienes hoy siguen padeciendo esta situación", indicó.

En esta dirección, el paro registrado en las oficinas públicas de empleo del municipio se situó en febrero en las 22.885 personas, lo que supone un descenso del 0,1 por ciento con respecto al mes anterior y una reducción del 3,1 por ciento con respecto al mismo período del año 2017.

Por lo que respecta a las nuevas contrataciones, han crecido un 10,9 por ciento en relación con las cifras de febrero de 2017.

El concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento, Alfonso Cabello, explicó que, de acuerdo con las estimaciones de la Sociedad Desarrollo, se prevé que el número de contrataciones en Santa Cruz de Tenerife en marzo, como consecuencia de la Semana Santa, vuelva a marca un récord para un mes de marzo, situándose por encima de los 10.000 contratos.

Como consecuencia principalmente de ello, el número de personas en paro se seguirá manteniendo por debajo de las 23 000 personas.