La concejala socialista Ane Oyarbide
La concejala socialista Ane Oyarbide AYUNTAMIENTO DONOSTIA

El Ayuntamiento de San Sebastián ha puesto en marcha la iniciativa 'Donostia se adapta', una herramienta en la lucha contra el cambio climático en la que el Consistorio donostiarra colabora con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Fundación Biodiversidad.

La concejala de Medio Ambiente, Ane Oyarbide, ha explicado en rueda de prensa que 'Donostia se adapta' consta de cuatro ejes, que se desarrollarán a lo largo de este 2018, cuenta con un presupuesto de 105.500 euros y, entre otras medidas, incluye la instalación de un mareógrafo que medirá y registrará los datos de oleaje.

"Hablar de adaptación al cambio climático significa anticiparnos a sus efectos para minimizarlos o prepararnos para aprovechar las oportunidades que puedan conllevar", ha señalado Oyarbide, quien ha incidido en que "no basta con reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, también es necesario que la sociedad se adapte porque, de lo contrario, los costes de los daños no dejarán de aumentar".

El primer eje del proyecto consiste en la realización de un estudio en profundidad para poder establecer los impactos del cambio climático en las playas de la capital guipuzcoana. Para ello, "se está analizando el impacto del oleaje y el nivel del mar en los diversos escenarios futuros previstos en la fachada marítima de San Sebastián", ha precisado.

El segundo eje trabajará en la mejora de la información para prevenir situaciones de emergencia por oleaje extremo y por inundaciones, y en el establecimiento de una mejor comunicación con la ciudadanía. La novedad es la instalación de un mareógrafo que recogerá los datos de oleaje, lo que permitirá "emprender acciones de adaptación y prever futuros comportamientos", ha afirmado.

MEDIDOR DE NIVEL

También está prevista la instalación un medidor de nivel en la regata de Igara para su control y, además, se desarrollará una web y una App abierta (dirigidas tanto a personal técnico como a la ciudadanía) en la que se centralizarán todos los datos meteorológicos de los que disponga el Ayuntamiento, "lo que facilitará la toma de decisiones en momentos de emergencia", ha apuntado la edil.

El tercer eje de la iniciativa se centrará en el análisis del impacto del cambio climático, en concreto, "en el efecto que los eventos climáticos extremos puedan tener en los servicios e infraestructuras críticas del municipio como los servicios de energía, gas y telecomunicaciones, y la definición de las medidas de adaptación (áreas de mejora) para reforzar al sistema urbano".

Por último, el cuarto eje, ha indicado la concejala de Medio Ambiente, consistirá en la realización de un estudio hidráulico e hidrológico de las regatas y vaguadas del Polígono 27 con el objetivo de "predecir la carga que puede entrar en la red de saneamiento en esta zona".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.