Del campo
Del campo AYUNTAMIENTO

Según ha informado el Ayuntamiento, estas reformas para mejorar la accesibilidad a la zona alta facilitarán el tránsito de los vecinos por la calle Rontegi, donde se encuentra el ambulatorio. Esta calle cuenta con una pendiente máxima del 14%, lo que "complica el ascenso", sobre todo, de las personas mayores.

En concreto, se instalarán cuatro tramos de rampa mecánica en la acera donde se sitúa el centro comercial Los Fueros Boulevard, frente al ambulatorio. La alcaldesa, Amaia Del Campo, ha precisado que "es inviable instalar las rampas mecánicas en la misma acera del ambulatorio ya que es una calle por la que pasan los suministros de gas, electricidad, teléfono, pluviales, fecales, abastecimiento, Iberdrola".

Entre la calle Arrandi y Castilla la Mancha, se instalarán los primeros dos tramos de rampas, uno con una longitud de 24,2 metros y una 14% de inclinación, y un segundo con 18 metros de largo y un 8% de inclinación. Las rampas se colocarán ocupando parte de la carretera ya que, para garantizarse la accesibilidad, es necesario que las aceras cuenten con un mínimo de 2 metros de ancho.

Desde Castilla La Mancha hasta el ambulatorio de Rontegi, se instalarán otras dos rampas, la primera con una longitud de 13,2 metros y una inclinación del 14%, y la segunda de 15,17 metros y una inclinación del 7%.

"Entre los tramos de rampas se colocará una barandilla con pasamanos para evitar que los peatones crucen la carretera por lugares inadecuados", ha remarcado Del Campo.

El proyecto obligará a eliminar las plazas de aparcamiento de la calle Rontegi para garantizar "el libre tránsito de peatones con sillas de bebé o sillas de ruedas" y la circulación de vehículos por la calzada en la parte alta de la calle.

Por ello, teniendo en cuenta las "dificultades" de aparcamiento en la zona, se ha intentado "recuperar en el barrio plazas de aparcamiento", ha indicado la alcaldesa.

De este modo, en la calle Rontegi se eliminarán 16 plazas de aparcamiento y se dejarán tres huecos de aparcamiento junto al ambulatorio -uno de minusválidos, otro libre y uno más de uso exclusivo para ambulancias-, pero se recuperarán modificando el sentido de aparcamiento en la calle El Castañal.

Según ha asegurado el Ayuntamiento, se pasará de las 41 plazas actuales en línea a las 58 con aparcamiento en oblicuo, con lo que

"se quitan 16 plazas pero se habilitan 17".

El proyecto de accesos mecánicos en Rontegi supondrá una inversión para el Ayuntamiento de Barakaldo de 814.330 euros. En palabras de la alcaldesa, "se tratan de obras muy costosas a nivel económico pero que aportan un gran beneficio a la ciudadanía, sobre todo a las personas mayores, y más aún teniendo en cuenta que este camino se sitúa justo en el acceso al ambulatorio".

El siguiente barrio en contar con un acceso mecánico será el de Llano, con la instalación de rampas a lo largo de Andikollano, un proyecto que está contemplado en los presupuestos de 2018 y valorado en cerca de 2 millones de euros.

El proyecto de Rontegi será explicado a los vecinos del barrio el martes 6 en una charla que tendrá lugar, a las 19.30 horas, en el local de la asociación de vecinos Mendialde. La alcaldesa, acompañada por un equipo técnico, responderá a las dudas de los ciudadanos.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.