A través de sus redes sociales, Campaner ha asegurado que no le extraña que este haya actuado así porque "el sistema lo ha preparado exactamente para que no se atreviera a hacerlo".

Además, ha censurado que no se le haya dejado estar presente en la declaración de este viernes cuando iba en sustitución de otro abogado personado en la causa y que "han dejado" a 'El Ico' "con el mismo fiscal al que va a incriminar".

"Si no era suficiente con todo lo que han hecho, hoy a la justicia balear le ha parecido idóneo que fuera como representante del Ministerio Fiscal el mismo fiscal al que la Fiscalía de Madrid ordenó apartarlo de la causa" y al que 'El Ico' "va a incriminar", ha criticado.

Asimismo, Campaner ha publicado un breve audio en el que se puede escuchar como 'El Ico' le explica que si él va y dice que es el "hijo de 'La Paca'" y que quiere "retractarse", le caen "20.000 querellas por detrás".

Además, el abogado relata que él no le presionó, sino que fue 'El Ico' quien fue a él y que ahí le confesó que "Cursach nunca le había mandado a rumanos a amenazarle", que "fue la directora de prisión" quien le pidió que "fuera a refugio por seguridad y él les gritaba que no". "Es más, me reconoció que fue él quien amenazó a Tolo Cursach cuando lo vio en la cárcel", ha señalado.

Tras esto, explica Campaner, 'El Ico' le habría confesado que "él solo ha señalado a cuatro policías" y "que no entendía muchas cosas de las que veía" y quedaron "de acuerdo en que confesaría que había mentido".

En contra, en su declaración de este viernes, 'El Ico', ha ratificado sus acusaciones realizadas durante la instrucción y ha afirmado que estas fueron llevadas a cabo de manera "libre" y "voluntaria".

Ante las preguntas del Ministerio Fiscal -el resto de presentes no ha formulado-, ha manifestado que "nunca" había declarado durante los interrogatorios de la instrucción sin secretario judicial y que en algunas ocasiones había estado la médico forense para certificar que no se encontraba bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

Asimismo, a su salida de los juzgados, ha dicho: "Me reafirmo en todas mis denuncias". A esto, ha acusado a Campaner de querer buscarle "la ruina".

En concreto, las declaraciones llevadas a cabo por 'El Ico' hacen referencia a extorsiones por parte de policías locales con las que le exigirían dinero a cambio de no clausurarle el local que tenía en la zona de Gomila (Palma), entre otras.