Carmen Calvo, secretaria de Igualdad del PSOE, este viernes en Ferraz.
Carmen Calvo, secretaria de Igualdad del PSOE, este viernes en Ferraz. PSOE

La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, exigió este viernes que se dote presupuestariamente el pacto de Estado contra la violencia de género. Hasta ahora, los socialistas habían exigido al Gobierno aprobar un decreto para concederle 200 millones de euros. Ante la inacción del Ejecutivo, Calvo anunció que su partido registrará una proposición de ley para que se apruebe un crédito extraordinario por ese importe, lo que permitiría empezar a aplicar las 213 medidas que contenía el acuerdo, votado en el Congreso de los Diputados el 28 de septiembre de 2017, hace ya más de cinco meses.

En palabras de Calvo, el apoyo del PSOE al Gobierno para sacar adelante el pacto "no va a ser en balde": "Este pacto se va a cumplir", dijo la dirigente socialista, que también explicó que las proposiciones de ley que registrará el partido [ver en PDF] incluirán las reformas legislativas que el acuerdo llevaba aparejadas en materias como las becas para huérfanos de víctimas de violencia de género, los planes de igualdad en las empresas o el ámbito de la justicia. "Estamos cansadas de esperar, somos la alternativa de un Gobierno que no ha querido dedicarse estos meses a poner en marcha la disponibilidad de fondos y las reformsa legislativas", apuntó.

"Si alguien pensó que esto era un brindis al sol y una foto, se equivocaba con nosotros", insistió Calvo, quien dejó claro que el objetivo del PSOE es que el Gobierno no tenga "ninguna excusa" para no aplicar el pacto y que se le "dé prioridad" a esta materia. Preguntada por la posibilidad de que el Ejecutivo vete esta proposición de ley por comportar un aumento del gasto, Calvo replicó: "Si un país como España no tiene 200 millones para violencia de género, me falta vocabulario, sobre todo cuando hace días hemos rescatados las autopistas con 2.000 millones".

Además, y sobre los paros y la huelga convocados para el próximo 8 de marzo, Calvo dijo que se está conformando un "8M único" cuyo objetivo es que se escuche el "no rotundo de las mujeres a una democracia que no les responde". "Tenemos un objetivo común: decir que se ha acabado, que ya no nos anestesia nada. Estoy tan emocionada que no me lo va a enturbiar nadie", comentó la integrante de la Ejecutiva del PSOE, partido que apoya los paros parciales convocados por los sindicatos mayoritarios -aunque no la huelga general convocada por otros sindicatos minoritarios y a la que llaman algunas organizaciones feministas-.

Situación en Cataluña

Finalmente, y preguntada por la situación en Cataluña después del paso atrás del expresident Puigdemont y de que éste haya señalado a Jordi Sànchez como candidato a la investidura de la Generalitat, Calvo recordó que, por ahora, Sànchez, que está en prisión preventiva, tiene sus derechos políticos "intactos" mientras "una sentencia no se los suspenda". "El asunto", precisó la número cuatro del PSOE, es si es "factible" servir a un cargo "tan importante" como la Presidencia de la Generalitat en su situación: "Ese es el problema".

"Nosotros solo queremos una cosa: que se cumpla el Estatuto y la Constitución con una Presidencia factible (...), que pueda someterse a una sesión de investidura y que pueda ir todas las mañanas a desarrollar su cargo y a la Cámara a rendir cuentas. Sentimos mucho que en el campo independentista estén perdiendo una oportunidad tras otra", zanjó.