Cerveza.
Fotografía de cerveza. EUROPA PRESS

El Barcelona Beer Festival (BBF) estrena su septima edición este año en la Farga del Hospitalet del 16 al 18 de marzo con el apoyo del Ayuntamiento del Hospitalet de Llobregat. Los visitantes podrán consumir y probar hasta 480 cervezas artesanales y de fábrica. Con su ambiente festivo y su moneda propia, el Ashley, que se consigue con máquinas automaticas de cambio, el festival está valorado por sus asistentes como una experiencia completa.

El local dispone de 1500m2 más que el Museu Marítim de Barcelona, dónde se celebraron las ediciones anteriores hasta 2016. Cuatro salas acojeran a los amantes de la cerveza en 2018, una de ellas constituye la novedad de esta edición: la sala de cocina, un espacio en el que se cocinarán en directo productos que pueden emparejar la cerveza. Asimismo, los visitantes podrán degustar las cervezas con sabores variados, recordando al lema del festival: "la cerveza es gastronomía, la gastronomía es cultura".

Miguel Rius, director del BBF ha asegurado que "cada vez el público es más experto" y que, por lo tanto, "el criterio de calidad y frescor de las cervezas que proponemos es fundamental". Por otro lado, ha destacado la filosofía del festival, que consiste en presentar productos españoles pero también internacionales. El festival tiene una relación muy estrecha con el Festival de Chambly de Québec (Canada) y con el Moscow Beer Fest, con lo cual estos países estarán representados en el BBF con un porcentaje de productos bastante importante.

Entre otras actividades, el festival propondrá un concierto en vivo el domingo y una entrega de premios a los cervezeros por la tarde, a las 16.00H. "Es un festival de día, para todos los públicos" ha apuntado Rius. El recinto será accesible del viernes al domingo a partir de las 11.00H hasta las 23.00H, excepto el domingo, en el que cerrará sus puertas a las 21.00H.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.