Reunión de la Comisión de Prevención de Riesgos Laborales
Reunión de la Comisión de Prevención de Riesgos Laborales JUNTA DE ANDALUCÍA

Así lo ha explicado la delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, María Paz del Moral, en la Comisión Provincial de Prevención de Riesgos Laborales de Jaén. La delegada ha detallado que en global, los accidentes (en jornada de trabajo más los in itinere) han subido un 9,23 por ciento en Jaén, que en números absolutos se traduce en una subida de 563 siniestros (de 6.100 en 2016 se ha pasado a 6.663 en 2017).

Del Moral ha continuado explicando que, en cuanto a los accidentes in itinere, han aumentado un 6,76 por ciento, destacando una bajada del 33,33 por ciento en los graves (de 21 en 2016 se ha pasado a 14 en 2017), mientras que se mantienen los mortales (hubo uno en 2016 y ha habido uno en 2017) y hay un leve aumento de los leves (de 540 en 2016 a 585 en 2017).

La delegada ha insistido en que "hay que seguir incrementando la prevención y la seguridad en todos los trabajos, incidiendo especialmente en los accidentes graves y, ante todo, los mortales, porque un solo accidente siempre serán demasiados". Así, ha subrayado en que "hay que seguir trabajando, de forma constante y continuada y desde todas las partes implicadas en la cultura de la seguridad laboral".

Centrándose en los accidentes en jornada de trabajo, -principal objeto de la comisión, porque es en estos casos en los que se pueden aplicar medidas preventivas en los centros de trabajo-, en 2017 han bajado los mortales (de 13 a siete); los graves han aumentado un 33,33 por ciento (de 93 en 2016 se ha pasado a 124 en 2017, que suponen 31 más), y los leves suben levemente, un 9,2 por ciento (de 5.432 en 2016 se ha pasado a 5.932 en 2017, que son 500 más).

Por sectores, Del Moral ha apuntado que suben en todos. Porcentualmente, la subida más significativa en esta ocasión es en la construcción, con un ascenso del 17,81 por ciento (de 511 accidentes en 2016 se ha pasado a 602 en 2017, que suponen 91 más). En agricultura hay un 12,13 por ciento de incremento (de 1.368 accidentes en 2016 a 1.534 en 2017, que son 166 siniestros más). Le sigue el sector servicios, con una subida del 9,74 por ciento (de 2.619 accidentes en 2016, se ha pasado a 2.874 en 2017, que suponen 255 más). En cuanto a la industria, la subida es del 1,25 por ciento (de 1.040 en 2016 se ha pasado a 1.053 en 2017, que son 13 más).

La delegada ha detallado que los meses con más accidentalidad han sido enero (con 810 accidentes) y febrero (con 710) y estos datos apuntan especialmente a agricultura, donde enero ha sido el mes con más accidentalidad, coincidiendo con la campaña de recogida de aceituna, mientras que a partir de febrero se inicia un fuerte y casi continuo descenso, que se mantiene hasta el inicio de la nueva campaña en noviembre y especialmente en diciembre. En el resto de sectores, la distribución por meses es más homogénea.

Respecto al índice de incidencia (accidentes laborales en relación con la población afiliada a la Seguridad Social), ha aumentado en la provincia en leves y graves, pero ha descendido considerablemente en mortales (42,07 puntos).

María Paz del Moral ha dado cuenta a la Comisión de los incentivos de la Junta para proyectos de prevención realizados por pymes y autónomos. Así, en 2017, la Delegación de Economía y Empleo ha destinado 557.910 euros a 43 empresas de la provincia para una inversión privada de más de 920.500 euros. Por tanto, la Junta, según ha detallado la delegada, ha sufragado el 60,61 por ciento de la inversión. Los proyectos incentivados son para la adquisición, sustitución o renovación de maquinaria y equipos adecuados en materia de prevención de riesgos laborales.

La delegada también ha presentado la nueva Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud Laboral 2017-2022, que prevé una inversión de 59 millones de euros para el conjunto de la comunidad autónoma. Se priorizarán las actuaciones de mejora de la seguridad laboral en pymes, dada la atomización de este sector en el tejido productivo local, y de las dificultades de las medianas y pequeñas empresas para alcanzar los niveles de planificación de las grandes firmas.

Los principales objetivos de la estrategia son mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, mejorar la gestión preventiva de las empresas, mejorar la eficacia del sistema de seguridad y salud en el trabajo, y consolidar la cultura preventiva en toda la sociedad andaluza.

Del Moral ha reseñado que la reforma laboral ha precarizado la situación salarial y las condiciones laborales, y con esta Estrategia se pretende avanzar en revertir esta situación, y llegar a la "siniestralidad cero", para lo que "es imprescindible el compromiso constante y la suma de esfuerzos de empresas, sindicatos, trabajadores e instituciones".

Consulta aquí más noticias de Jaén.