Jordi Sànchez
Jordi Sànchez, candidato de JxCAT a presidir la Generalitat. ACN

Jordi Sànchez Picanyol, nació en Barcelona en 1964, fue dirigente y portavoz - junto a Àngel Colom- de la Crida a la Solidaritat, desde 1983 hasta su disolución en junio de 1993.

Bajo la dirección de Sànchez, La Crida organizó mítines con Herri Batasuna. El 12 de noviembre de 1985 el Secretario General de HB, Txomin Ziluaga participó en un acto de La Crida en las cocheras de Sants.

En ese acto, los responsables de La Crida a la Solidaritat, Angel Colom y Jordi Sánchez, manifestaron el propósito de esta organización de radicalizar sus próximas actuaciones.

"La Crida -afirmó Sánchez el 12 de noviembre de 1985— ha optado por la no violencia, pero la no violencia no quiere decir pasividad y ahora vamos a comenzar nuestras acciones con mayor decisión y energía". Y añadió: "La normalización lingüística es solo un objetivo, como saben Renfe, la Telefónica y Correos. Nuestro verdadero objetivo es la independencia de los Països Catalans."

Una vez disuelta La Crida, en 1993, Sànchez pasó a estar vinculado la formación ecosoicialista de Iniciativa per Catalunya Verds, y entre 1996 y 2004 fue consejero de la Corporación Catalana de Ràdio i Televisió -Tv3 y CatalunyaRàdio- y también el año 96 fue nombrado director adjunto de la Fundació Jaume Bofill, de la que en 2001 pasó a ser director. El año 2010 abandonó la Fundación para incorporarse com adjunto del Síndic de Greuges de Cataluña, Rafel Ribó, exlíder de Iniciativa per Catalunya Verds.

Además de colaborar periódicamente como analista en temas sociales y políticos en varios medios de comunicación catalanes, entre 2004 y 2006 coordinó la redacción de uno de los cinco ámbitos del Pacto Nacional por la Educación, concretamente el que fijó las bases del servicio público educativo. El año 2008 fue coordinador de uno de los cuatro ámbitos del Pacto nacional para la inmigración, en concreto el que elaboraba la adaptación de los servicios públicos.

El 16 de mayo de 2015 Jordi Sànchez relevó a Carme Forcadell en la presidencia de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Sànchez era el candidato de consenso que quería la dirección saliente y el proceso de elección no ha fue fácil, ya que la persona más votada por los socios fue la editora norteamericana Liz Castro, una decisión que generó malestar entre las bases.

Y es que en ese momento, el año 2015, la ANC estaba convencida de que en Cataluña había una mayoría soberanista pero la consulta del 9N demostró que necesitaban ampliar la base de los partidarios de la secesión. Fue entonces cuando el equipo de Carme Forcadell se fijó en Jordi Sànchez como el hombre que podía lograrlo.

Como presidente de la ANC, Jordi Sànchez, ha sido uno de los motores (junto a Jordi Cuixart de Òmniun Cultural) de las manifestaciones de las diadas del 11 de septiembre y de todas las concentraciones independentistas realizadas durante el 'procés': desde acompañar a Artur Mas a declarar ante el TSJC por el 9N, también a Carme Forcadell cuando esta era presidenta del Parlament y la participación activa en las reuniones que se celebraban en el Palau de la Generalitat cuando se debatía sobre decisiones importantes en torno a la declaración de independencia de Cataluña.

El 16 de noviembre anunció su renuncia de todos sus cargos de la Asamblea Nacional Catalana y su candidatura como número 2 de Junts per Catalunya por la provincia de Barcelona en las elecciones autonómicas de Cataluña del 21 de diciembre de 2017. Desde el 17 de enero de 2018 es diputado en el Parlamento de Cataluña en la XII legislatura por la coalición electoral Junts per Catalunya y desde este jueves es el candidato de JxCAT a la presidencia de la Generalitat.

Actualmente Jordi Sànchez está en prisión preventiva en la cárcel de Soto del Real donde ingresó el pasado 16 de octubre. El 4 de octubre de 2017 fue llamado a declarar como imputado por un presunto delito de sedición por la jueza Carmen Lamela de la Audiencia Nacional. El 16 de octubre del mismo año, la jueza Lamela ordenó su entrada en prisión preventiva y sin fianza en la prisión de Soto del Real, por un presunto delito de sedición.

El presunto delito está relacionado con las manifestaciones que tuvieron lugar en Barcelona durante los días 20 y 21 de septiembre de 2017 durante la Operación Anubis, ordenada por el Juzgado número 13 de Barcelona.

La juez consideró que las concentraciones que «fueron promovidas» por estas dos «organizaciones independentistas» (ANC y Òmnium) eran un «medio para impulsar y asegurar la celebración del referéndum ilegal de independencia y con ello la proclamación de una república catalana, independiente de España, contraviniendo con ello la Constitución Española».

Consulta aquí más noticias de Barcelona.