Iñigo Urkullu en el Parlamento vasco
Iñigo Urkullu en el Parlamento vasco EUROPA PRESS - Archivo

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha denunciado que el mantenimiento de la suspensión de la autonomía de Cataluña a través del artículo 155 de la Constitución Española es una medida "opuesta a la normalidad democrática", por lo que ha reiterado su convicción de que es necesario constituir un nuevo gobierno catalán "estable y sólido" que permita superar el "bloqueo" actual.

Urkullu ha respondido este viernes, en el pleno de control que celebra el Parlamento Vasco, a una pregunta de EH Bildu acerca de la actuación del Gobierno central ante el proceso soberanista de Cataluña.

El parlamentario de EH Bildu Pello Urizar ha denunciado que la "imposición" y la "unilateralidad" con la que está actuando el Ejecutivo del PP ante Cataluña, así como el mantenimiento de la autonomía de ese territorio a través del artículo 155 de la Constitución, es "una humillación" para los catalanes.

"AMENAZAS" DEL PP

Urizar ha criticado las "amenazas" del Gobierno central de mantener en vigor el 155 si los partidos catalanes designan a un candidato a presidente de la Generalitat que no sea "aceptado" por el PP, por lo que ha preguntado a Urkullu si considera que la actuación del gabinete de Mariano Rajoy en Cataluña está siendo "democrática".

Iñigo Urkullu ha recordado a Urizar que él no es "responsable" de la suspensión de la autonomía de Cataluña por parte del Gobierno español, y ha destacado que, como lehenakari, "hizo y hará" todo lo posible para desactivar la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El lehendakari ha denunciado que el uso de esta facultad constitucional contra la autonomía catalana es "una situación anómala desde el punto de vista democrático", y que mantener su aplicación tras las elecciones catalanas de diciembre "rompe el contrato social entre electores y electos", y "prolonga un escenario excepcional opuesto a la normalidad democrática".

Por ese motivo, ha reiterado su deseo de que los partidos catalanes puedan conformar un nuevo gobierno "estable y sólido", que permita "recuperar las instituciones del autogobierno"; que "abra un nuevo tiempo de diálogo"; y que contribuya a superar "el bloqueo actual" y a "superar la crisis institucional, social y económica".

SALIDA "JUSTA"

El presidente del Ejecutivo vasco ha reafirmado su rechazo a "la judicialización de la política", al considerar que esta situación es la consecuencia del "fracaso" de la vía del diálogo y de la negociación. Por ese motivo, ha subrayado que hay que dar una respuesta "justa" al "problema político" de Cataluña, dado que se trata de algo que "afecta a todo el Estado"

Además, ha calificado de "preocupante" que siga habiendo dirigentes independentistas en prisión preventiva. Por último, ha afirmado que es necesario "recuperar la confianza mutua a través del reconocimiento de la "pluralidad" y la voluntad de buscar acuerdos.

Consulta aquí más noticias de Álava.