En este sentido, ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que tal y como refleja el pliego en el punto primero, relativo al objeto del contrato, "se analizarán todas las posibles actuaciones de integración del ferrocarril" en su acceso a la estación, así como las diferentes opciones para la circulación de mercancías del Corredor Mediterráneo, de forma "que no se interfiera con la funcionalidad ferroviaria y el desarrollo urbano".

Como ocurre en cualquier actuación de planificación de una nueva infraestructura ferroviaria, ha apuntado, en el proceso de definición "se considerarán todos los estudios llevados a cabo hasta el momento", pues la tramitación sectorial y ambiental a las que está sujeto un estudio de estas características "requiere la definición y evaluación de distintas alternativas, de forma que se alcance a seleccionar la opción más adecuada".

Por otra parte, ha afirmado que "una adecuada caracterización de todas las posibles alternativas en esta fase previa pueden facilitar la habilitación de una estación provisional que permita adelantar la ejecución de las obras". Así, ha insistido en que con la licitación en cuestión, el Ministerio de Fomento "no está planteando en ningún momento la previsión de modificación de la ubicación actual de la estación de Granada".

En definitiva, según ha detallado, serán los análisis técnicos de las diversas alternativas que puedan plantearse en el proceso de planificación, junto con los resultados de la preceptiva tramitación sectorial y ambiental del estudio, "los que permitirán concluir con la mejor propuesta de integración", así como su importe, "con objeto de alcanzar un acuerdo de financiación entre las administraciones implicadas", que son el Ministerio, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Granada.

Consulta aquí más noticias de Granada.