En un comunicado, este colectivo ha insistido en que, pasados más de cuatro meses desde los incendios, "una parte importante de la madera quemada continúa en los montes", siendo un "problema especialmente significativo" en los montes con convenio con la Xunta, en los que las pujas se están convocando "con retraso".

Tal y como ha señalado, los retrasos en las cortas "están depreciando la madera de valor comercial", lo que repercute en pérdidas para los propietarios; y además hay saturación de madera en el mercado, por lo que parte de los lotes que se subastan están quedando desiertos.

Además, ha advertido del riesgo que supone no sacar la madera en localidades como As Neves y Salvaterra, que al estar dentro de la zona demarcada por la plaga del nematodo del pino deben retirar antes del 1 de abril de cada año todos los árboles susceptibles de albergar este insecto para evitar nuevos focos de la plaga.

En cuanto a la madera sin valor comercial -mayoritariamente plantaciones de pocos años-, la asociación ha apuntado que la Xunta convocó en otoño ayudas para retirarla, "pero por ahora no aprobó las solicitudes presentadas, por lo que esa madera continúa en el monte"; y además sigue pendiente que la Administración concrete su compromiso de asumir la trituración de esa madera.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.