Niño desaparecido en Níjar
Patricia Ramírez, madre del menor desaparecido en Nijar (Almería). Carlos Barba / EFE

Gabriel Cruz es, según su madre, un niño "obediente" que falta de su casa desde hace tres noches. Ante la urgencia de encontrarle, 20minutos analiza con el presidente de SosDesaparecidos, Joaquín Amills, las claves de su desaparición, que ya se califica como "inquietante".

¿Cuándo se pierde su pista?

La última vez que se ve a Gabriel es el pasado martes después de comer. Ese día es fiesta en el sector educativo de Almería y Málaga, previa al día de Andalucía, y el niño no tiene clase. Sale de casa de sus abuelos paternos para irse a jugar con unos primos, que residen a tan solo cien metros y en la misma calle.

¿Por qué con los abuelos?

Sus padres están separados y, al parecer, tienen la custodia compartida. "No hay mucha comunicación, pero la relación es buena", explica Amills. "El padre ofreció una recompensa de la que la madre no estaba enterada", pero nada más. A pesar de ello, la Guardia Civil mantiene abiertas todas las hipótesis. 

Un entorno rural y cercano

El presidente de SosDesaparecidos no oculta sus malas sensaciones. Gabriel se ha esfumado "en una cortijada, llamamos así a un grupo de cortijos, son seis casas y todo el mundo se conoce. Un coche oculto o un desconocido habrían llamado la atención", aclara al describir cómo es la zona de Hortichuelas (Níjar, Almería), donde viven los abuelos y se esfumó el pequeño.

¿Ríos, balsas o acequias?

Amills aclara que en la zona no hay ríos de consideración, solo pequeñas acequias y balsas de riego que "la Guardia Civil ya ha peinado, están descartadas". Por el contrario, la cortijada sí que está rodeada de monte, por lo que el menor podría haberse desorientado en el campo.

"No es miedoso y es prudente"

Patricia Ramírez –la madre de Gabriel– descarta de plano esta posibilidad. "No se ha podido perder, no ha podido ir a la montaña, no es miedoso pero es prudente", por lo que considera que se trata de algo forzoso. "Alguien se lo ha llevado". Es decir, podría tratase de un secuestro.

¿Cómo Yeremi Vargas?

De acuerdo a las palabras de la madre, a Gabriel se lo habrían llevado adrede, pero desde SosDesaparecidos diferencian entre ambos casos. La pista de Yéremi "se perdió en un entorno urbano, donde cualquiera pasa desapercibido". A Gabriel se lo habrían llevado de un entorno "rural, poco poblado y donde todos se conocen".

Eso concuerda con lo visto por Consuelo, una vecina, y por un familiar del propio Gabriel a los que  extrañó una furgoneta blanca, "rara", en el camino que usó el niño y oír un "portazo" a la hora de la siesta. Aunque los padres del niño han insistido en no lanzar "bulos" sobre lo ocurrido alertados por la Guardia Civil, que intentaría despistar al posible conductor de ese vehículo.

¿Regañó con sus abuelos?

Los investigadores mantienen abiertas todas las hipótesis, pero no hubo una riña familiar ni una discusión doméstica que pueda sustentar la tesis de una marcha voluntaria del pequeño fruto de una rabieta. Es más, alrededor de las seis de la tarde, la abuela fue a buscarle a casa de los parientes para que merendara, y fue cuando estos le dijeron que no había ido por allí.

Despliegue, pero sin alerta

La familia y la asociación de desaparecidos agradecen el "importante dispositivo" desplegado para la búsqueda de Gabriel, pero Amills afea al Ministerio del Interior que no activara de forma inmediata la "alerta de menor desaparecido". Esto permite que la imagen del niño se distribuya de forma inmediata en aeropuertos, buses y trenes.

Hallarlo con vida

La madre de Gabriel, devastada, confiaba este jueves en hallar sano y salvo a a su hijo: "No se ha podido perder. Tiene que aparecer. Tengo que pensar que está vivo". Como ella, también Ángel Cruz, el padre, lanzaba un mensaje esperanzador: "Se lo han llevado y lo vamos a encontrar".

Interrogados

La Guardia Civil ha detenido este viernes para interrogarle a un hombre sobre el que pesa una orden de alejamiento de Patricia. Fuentes de la investigación aseguran a Europa Press que se trata de un varón que estaba obsesionado con ella.