En concreto, el contrato hace referencia a las labores de coordinación de los aspectos ambientales así como el apoyo técnico en la tramitación para la obtención de la DIA de la línea aérea de contacto del tramo Bobadilla-Ronda, de unos 70 kilómetros de longitud, de la subestación de tracción de Adif localizada en los alrededores de Ronda y la línea aérea de alta tensión para la conexión entre las subestaciones de Red Eléctrica de España y de Adif.

Los trabajos a desarrollar incluyen la realización de todos los trámites necesarios y la respuesta a las consultas recibidas para la finalización de la evaluación ambiental.

Para ello, se redactará un documento inicial del proyecto en el que se incluirá la definición, características y ubicación de las instalaciones así como un diagnóstico territorial y del medio ambiente afectado por las instalaciones.

Posteriormente, se redactará el Estudio de Impacto Ambiental en el que quedará recogida una descripción general del proyecto, las principales alternativas estudiadas, una evaluación de los posibles efectos previsibles, directos o indirectos, así como medidas de prevención y vigilancia ambiental de la obra, sin menoscabo de las normativas nacionales e internacionales en vigor que sean aplicables.

De este modo, Adif reitera el compromiso del Ministerio de Fomento con la electrificación del tramo Bobadilla-Algeciras, actualmente una línea de 176,2 kilómetros de longitud de vía única no electrificada, en una clara apuesta por el desarrollo socioeconómico del entorno, tanto del Campo de Gibraltar y comarcas adyacentes como de la Bahía y Puerto de Algeciras.

SUMINISTRO ELÉCTRICO

Adif trabaja conjuntamente con Red Eléctrica Española para avanzar en el suministro de energía a la línea. En este sentido, han señalado a través de un comunicado que Adif ya solicitó formalmente el pasado año al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital la inclusión de las dos subestaciones de Ronda y Marchenilla en la planificación de la Red de Transporte de Energía Eléctrica para el período 2015-2020.

La inclusión de las dos subestaciones dentro de dicha planificación es posible porque ya figuraban en el anexo donde se recogían y relacionaban aquellas otras instalaciones que habría que construir en un período posterior.

El proyecto debe identificar también y dar una solución constructiva adecuada a los servicios afectados por la electrificación, como pueden ser líneas de alta y baja tensión o telefonía, conductores y colectores de agua, comunidad de regantes, entre otros.

Por último, han recordado que estas actuaciones van a ser cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a través del P.O. Plurirregional de España 2014-2020, Objetivo Temático siete: Transporte sostenible.

Consulta aquí más noticias de Málaga.