Durante estos cinco días de campaña, se ha constatado que de los 101 vehículos controlados que se dedican dedicados a este tipo de transporte 47 (46,5%) han sido denunciados sobre todo por irregularidades administrativas, según ha informado la DGT.

En esta campaña ningún conductor dio positivo ni en la prueba de alcoholemia ni en la de drogas. Tampoco ninguno de los vehículos fue denunciado por exceso de velocidad, según ha informado la Dirección General de Tráfico.

Debido a la importancia que tiene el cinturón de seguridad en caso de accidente, se ha prestado especial atención al uso éstos en aquellos autobuses escolares que los lleven instalados. Así, se ha constatado que todos los vehículos controlados hacían uso del sistema de retención.

Las irregularidades administrativas son las que mayor número de denunciashan generado. Por ejemplo, no disponer de la autorización especial para realizar transporte escolar ha supuesto la denuncia a 31 vehículos, el 30,7 por ciento del total de vehículos controlados. No tener suscrito un seguro de responsabilidad ilimitado, como exige la ley, ha dado lugar a diez denuncias.

Además, la DGT ha destacado que cinco de los vehículos controlados en Sevilla no llevaban la señal de transporte escolar, obligatorio cuando se realiza este tipo de transporte. Por último, en lo que se refiere al exceso de tiempo de conducción o minoración del descanso, únicamente un conductor fue denunciado por este motivo y seis por no llevar a bordo del autocar una persona encargada delcuidado de los menores, cuando así procedía.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.