En un comunicado, González Rojas ha lamentado que finalmente el alcalde se haya decantado por la opción "más insostenible y con mayor impacto medioambiental" de las que había sobre la mesa, al apostar por una actuación que considera que "implicará la eliminación de los más de 250 árboles y arbustos que actualmente hay en la mediana de ambas avenidas".

"Nos parece una muy mala noticia que Espadas confirme, ya sin ningún tipo de pudor, su intención de llevarse por delante ese importante patrimonio verde", ha señalado el portavoz de IU, quien también ha cuestionado la "necesidad de construir, al calor de esta obra, el paso subterráneo anunciado en la avenida Ramón y Cajal".

Sobre esta última infraestructura, González Rojas añade que lo que se busca con ese paso subterráneo es "seguir dando prioridad al coche, cuando la finalidad del tranvía debe ser quitarle espacio al tráfico privado en favor del peatón y de las zonas verdes". "Todo lo que no vaya en esa dirección, como sucede en este caso, nos parece un retroceso totalmente injustificable a estas alturas", ha enfatizado.

Rojas ha vuelto a precisar que la ampliación del tranvía "no es actualmente un proyecto prioritario" para Izquierda Unida, "máxime cuando el tramo urbano entre San Bernardo y Santa Justa ya está conectado a través del cercanías de forma subterránea". "Pero, una vez tomada la decisión por parte del gobierno del PSOE, desde IU hemos venido defendiendo la necesidad de aprovechar esta actuación para crear un nuevo y necesario pulmón verde en Nervión, algo que a día de hoy, por lo que se ve, el alcalde no contempla de ningún modo", agrega.

En este sentido, González Rojas ha recriminado a Espadas su "desprecio" a las propuestas que diferentes colectivos sociales, como la Red Sevilla por el Clima o la Red Ciudadana de Sevilla, han presentado al Ayuntamiento para que "no se desperdicie la oportunidad de convertir la zona por donde discurrirá el tranvía en un espacio mucho más sostenible y agradable para el peatón".

"Nos entristece comprobar el empeño del PSOE por volver a repetir los errores cometidos en obras del pasado y en reurbanizaciones recientes en nuestra ciudad", ha remarcado el portavoz de IU.

"De nuevo asistimos a un proceso carente de participación ciudadana y de una mínima sensibilidad medioambiental, pues Espadas pretende sacrificar más de 250 árboles de un plumazo", ha apostillado, añadiendo que "qué se puede esperar de un alcalde que reconoció en público que se embarcaba en este proyecto porque el mandato avanzaba sin pena ni gloria y necesitaba cortar alguna cinta antes de las próximas elecciones".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.