Así lo han acordado este jueves sus titulares, María Luisa Real y Francisco Javier Hernández de Sande, respectivamente, en una reunión en la que han abordado diferentes aspectos relacionados con la profesión médica.

Durante el encuentro entre ambos, en el que también ha participado la secretaria general del Colegio, María Ángeles Herrera, Real ha asegurado que su consejería está "especialmente sensibilizada con este problema" que, a su juicio, debe abordarse "desde la prevención, pero también con agilidad, apoyo y celeridad cuando ocurre el suceso".

De hecho, ha opinado que el próximo 15 marzo, Día Nacional contra las agresiones al personal sanitario, es una oportunidad para "llamar la atención de la sociedad sobre este problema que debe abordarse desde la perspectiva administrativa, profesional, jurídica y policial".

Cantabria ha sido la primera comunidad autónoma que ha puesto en marcha la figura del Interlocutor Policial Sanitario, encargado de coordinar los esfuerzos de prevención e investigación de agresiones en el ámbito sanitario, entre otras muchas funciones.

En la reunión, que se ha desarrollado en un "clima de cordialidad y colaboración", según han señalado ambas partes en un comunicado, los representantes del Colegio de Médicos también han agradecido a la consejera su "implicación" con el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), que ofrece a todos los médicos de Cantabria las prestaciones necesarias para poder solucionar problemas de salud específicos y garantizar la confidencialidad en el proceso.

Por otro lado, se ha abordado la validación periódica colegial, puesta en marcha en 2016, tras un convenio firmado entre ambas entidades y se han analizado diferentes medidas para que más profesionales se sumen a esta iniciativa, "que hay que seguir impulsando y afianzando", ha añadido la titular de Sanidad.

El Colegio Oficial de Médicos de Cantabria funciona en la región desde 1882 y a él pertenecen más de 3.500 colegiados. Además de defender los intereses particulares de los profesionales asociados, cumple con la "función social" de "controlar la pureza" del ejercicio profesional en beneficio de la sociedad y de la salud de los ciudadanos, evita el intrusismo y regula la actividad médica de los colegiados.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.