Maria Oliver en rueda de prensa
Maria Oliver en rueda de prensa AYUNTAMIENTO DE VALENCIA - Archivo

Así lo ha indicado la formación en un comunicado en el que ha subrayado que el paro feminista defiende "unas reivindicaciones justas y urgentes". "Las mujeres sufrimos brechas salariales, techos de cristal, acosos sexuales, maltratos y asesinatos machistas y sobre nuestras espaldas recaen las tareas de cuidados", remarca.

Para València en Comú, desde el movimiento feminista se quiere visibilizar estas desigualdades y mostrar que "si paramos nosotras, se para el mundo". "Las mujeres cuidamos, trabajamos, consumimos y estudiamos, por ello se apuesta por una huelga de 24 horas de trabajo, cuidados, educación y consumo en consonancia con el llamamiento que han realizado movimientos y colectivos feministas", ha subrayado.

En este sentido, ha denunciado que ser mujer sea "la principal causa de pobreza" y "sinónimo de precariedad, la cual se agrava para muchas de nosotras por tener mayor edad, ser migrada y estar racializadas, por tener diversidad funcional o una imagen alejada de la normatividad".

"Reivindicamos que nuestra situación laboral nos permita desarrollar un proyecto vital con dignidad y autonomía; y que el empleo se adapte a las necesidades de la vida: el embarazo o los cuidados no pueden ser objeto de despido ni de marginación laboral, ni deben menoscabar nuestras expectativas personales ni profesionales", ha enfatizado la formación.

Asimismo, ha exigido unas pensiones "dignas", cotitularidad de las mismas y que el tiempo dedicado a tareas de cuidado o en el campo "sea reconocido en el cálculo de las pensiones al igual que el trabajo laboral". "Exigimos ser protagonistas de nuestras vidas, de nuestra salud y de nuestros cuerpos, sin ningún tipo de presión estética. Nuestros cuerpos no son mercadería ni objeto, y por eso, también hacemos huelga de consumo", ha zanjado la formación.

Consulta aquí más noticias de Valencia.