Bomberos del Ayuntamiento de Carmona
Bomberos del Ayuntamiento de Carmona ARCHIVO

El Sistema Provincial de Bomberos se divide actualmente entre los parques y plantilla dependientes directamente de la Diputación y los adscritos a los ayuntamientos o mancomunidades, que gracias a convenios con la Institución provincial reciben fondos de la misma para sufragar sus efectivos, dotaciones e instalaciones.

Este servicio está marcado por el peso entre sus filas de la figura de los bomberos no funcionarios, es decir bomberos contratados como personal laboral por los ayuntamientos que cuentan con parques propios. Los aproximadamente 210 bomberos laborales o "voluntarios" que forman parte del Sistema Provincial de Bomberos, adscritos todos ellos a los ayuntamientos, constituyen de hecho el 37,5 por ciento del total de efectivos del servicio.

Así, el Sistema Provincial de Bomberos afronta desde hace años los retos de avanzar en la plena funcionarización de sus efectivos y la transformación de su modelo de gestión. Para este segundo aspecto, ya ha sido constituido el nuevo Consorcio Provincial de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, destinado a unificar los recursos humanos y materiales de la Diputación y los ayuntamientos. No obstante, hasta el momento sólo 16 de los 104 municipios de la provincia se han adherido a este consorcio, aún pendiente de entrar en funcionamiento.

El programa 2018 del Sistema de Bomberos de la Provincia, de hecho, está destinado a "continuar con la gestión" de dicho servicio hasta la entrada en funcionamiento del citado consorcio, según la documentación recogida por Europa Press.

Para ello, este programa correspondiente a 2018 cuenta con un presupuesto de 7,86 millones de euros, destacando 2,64 millones de euros para los convenios de colaboración mediante los cuales la Diputación aporta fondos a los ayuntamientos que cuentan con su propio parque de bomberos.

MÁS CONVENIOS

Además, figura una aportación de casi 1,1 millones de euros para los dos parques de bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe, otros 1,1 millones para los convenios relativos a los parques de bomberos de Carmona, Mairena del Alcor y La Rinconada, municipios todos ellos de más de 20.000 habitantes, y 1,7 millones encuadrados en el programa de adquisición de nuevos vehículos acordado tiempo atrás.

El programa 2018 del Sistema de Bomberos de la Provincia, además, sigue distinguiendo cinco áreas operativas. Igualmente, contempla la entrada en servicio de los nuevos parques de bomberos promovidos en Lebrija, Osuna y Cantillana para sustituir las antiguas instalaciones de tales localidades y la reapertura de los parques de bomberos de Aznacóllar, Marchena y El Ronquillo, mediante la firma de "los respectivos convenios de colaboración" con los ayuntamientos de tales municipios.

Mediante dichos convenios, según han precisado a Europa Press fuentes de la Diputación, la institución provincial aportará dos bomberos funcionarios a cada uno de estos tres parques, junto con los efectivos adicionales que dispongan cada uno de los consistorios.

Pues bien, después de que el pasado mes de noviembre la Diputación provincial aprobase inicialmente dicho programa operativo, el pleno de la institución ha abordado este jueves la desestimación de las alegaciones promovidas al respecto por el Sindicato Andaluz de Bomberos y el PP y la aprobación definitiva del plan.

Tal extremo ha sido aprobado gracias al voto a favor del Grupo socialista, que goza de mayoría absoluta en el pleno de la Diputación, y la abstención de los grupos de oposición, que de su lado han insistido en las demandas de plena funcionarización del servicio provincial de bomberos y mayor calado en el proyecto del Consorcio Provincial de Bomberos.

EL "MODELO" DEL CONSORCIO

Por Participa, por ejemplo, el diputado Julián Moreno ha criticado que desde 2014, haya crecido supuestamente el número de bomberos laborales adscritos al Sistema Provincial de Bomberos al formar parte de los parques municipales. "Es ese el modelo para el Consorcio Provincial?", ha preguntado retóricamente. Javier Millán, portavoz de Ciudadanos, ha expuesto que este programa anual es sólo un "parche" que debe ser relevado "lo antes posible" por el Consorcio, para el cual ha pedido que la Diputación solucione la adhesión de los municipios de la Mancomunidad del Aljarafe, que cuenta con su propio servicio comarcal de bomberos.

El diputado de IU Antonio Cabrera, por su parte, ha avisado de que la provincia necesita unos "130 bomberos más", apostando por crear estas plazas de funcionario y aprovecharlas para "consolidar" a los bomberos adscritos a los ayuntamientos como personal laboral. Por el PP, la diputada Carolina González Vigo ha criticado que el Gobierno provincial socialista no haya aceptado las propuestas del PP para crear un "reglamento" específico para los bomberos laborales o voluntarias, que rozan el "40 por ciento" del total pese a lo "excepcional" de esta figura. Además, ha lamentado que también haya sido desestimada la propuesta del PP para crear una "agrupación provincial de Protección Civil" que reúna a los efectivos de los ayuntamientos.

Por parte del PSOE, finalmente, la diputada Trinidad Argota ha esgrimido el procedimiento emprendido por la Diputación para cubrir

61 plazas de bombero vacantes en su plantilla de funcionarios merced a sus ofertas de empleo público de 2014, 2015 y 2016. Del mismo modo, ha defendido que este "programa operativo" cubrirá las necesidades de funcionamiento del Sistema Provincial de Bomberos hasta que comience a operar el Consorcio Provincial y ha asegurado que la desestimación de las alegaciones formuladas por el PP y el SAB responde a motivos "técnicos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.