Así lo ha indicado en una nota la concejala socialista Matilde Cruz, quien ha explicado que en el pleno pasado se celebró también junta general de accionistas de la empresa para aprobar las cuentas de 2016, unos informes contables que "debería haber presentado en junio del año pasado pero que ha demorado ocho meses porque faltaba la citada auditoría externa", preceptiva en el caso de las empresas públicas.

En este informe, el auditor "deja clara la estrategia del Partido Popular para tapar las cuentas", una estrategia que, a su juicio, cobra sentido en años en los que la empresa pública ya estaba en una situación crítica.

Cruz ha apuntado que el auditor "resalta tajante" que "de haberse aplicado el criterio correcto de imputación de las transferencias del Ayuntamiento directamente al Patrimonio Neto como aportaciones de socios en lugar de a la cuenta de pérdidas y ganancias Epassa habría obtenido ya en los ejercicios de 2013, 2014, 2015 y 2016

resultados de explotación negativos así como resultados de ejercicios negativos".

Es decir, las aportaciones municipales "nunca deberían haber ido a disfrazar el saldo final de las cuentas" de la entidad, que solo en 2015 y 2016 representan pérdidas de más de 250.000 euros. Para la edil, esta situación deja entrever la necesidad de que el equipo de gobierno del PP ponga en marcha un plan urgente para reflotar Epassa.

"La ley obliga a las empresas públicas a la disolución si registran pérdidas durante dos ejercicios seguidos, como ha sido la realidad que refleja este informe. Todos los grupos políticos acordamos intentar salvar de esta situación a la empresa porque hay posibilidades con una adecuada gestión de que pueda salir a flote, pero para eso hay que trabajar", ha afirmado.

Por ello, ha instado al alcalde, Javier Márquez, a que cuanto antes ponga en marcha un plan de viabilidad para que esta voluntad "no se vea truncada porque por obligación haya que abocar a la disolución a Epassa por sus datos negativos".

En este sentido, ha incidido en que "el PP ha intentado ocultar este informe de la Auditoría hasta el último momento" y se han aprobado ahora las cuentas de 2016, que deberían estar desde junio de 2017 como muy tarde. Es más, ha apuntado que el PP hizo un Consejo de Administración para analizar estos resultados en noviembre pasado, cuando no se tenía aún la auditoría.

"El PP ha tirado de demagogia diciendo que el PSOE no ha querido firmar las cuentas hasta última hora, pero se le ha olvidado decir que los socialistas queríamos esperar a plasmar nuestra firma a que llegase el informe del auditor, donde se deja clara cuál ha sido la desastrosa gestión del equipo de gobierno con Epassa y la fórmula para querer tapar sus pérdidas", ha subrayado.

Cruz ha destacado que "el PP sólo se engaña a sí mismo con esta actitud", porque el resto de grupos han demostrado que, si hay voluntad de trabajar por sacar a Epassa de esta situación, están "dispuestos a colaborar sin problemas pero siempre bajo el estricto cumplimiento de la ley".

Consulta aquí más noticias de Jaén.