Fachada De La Audiencia De Alicante
Fachada De La Audiencia De Alicante EUROPA PRESS - Archivo

La sentencia, hecha pública este jueves por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), y contra la cual cabe recurso de apelación ante la Audiencia, considera probado que el padre del menor empujó a la trabajadora social cuando salía del domicilio con el bebé en brazos, se lo arrebató y huyó sin que los agentes de la Policía Autonómica personados en el lugar pudieran darle alcance.

Posteriormente el acusado, en connivencia con su pareja, dejó al menor en casa de una vecina mientras planeaban su huida a otro municipio. No obstante, la vecina informó de estos planes a la abuela del menor, que acabó entregándolo a las autoridades dos días después.

El bebé, que en el momento de los hechos apenas tenía unos meses de vida, se encontraba en desamparo, según una resolución administrativa que decretaba esta situación y ordenaba su ingreso urgente en un centro de menores, según indica la sentencia.

Durante el juicio, tanto la funcionaria de la Conselleria como los agentes de la Policía Autonómica confirmaron los hechos imputados a la pareja, mientras que los acusados reconocieron la sustracción del menor en el momento en que fueron a llevárselo, pero negaron su intención de huir a otro municipio.

Por su parte, la vecina a la que dejaron a cargo del menor tras el incidente con la trabajadora social, reconoció en la vista oral que el acusado le expresó su intención de huir, y que al ver "que no aparecía nadie", se lo llevó a su abuela, quien fue avisada por la Policía de que los acusados habían sido detenidos por lo que finalmente entregó al menor a las autoridades.

Consulta aquí más noticias de Alicante.