Imagen del primer Pedibus
Imagen del primer Pedibus AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

Se trata de una iniciativa novedosa que se ha iniciado esta mañana en el colegio Caballero de la Rosa "para mejorar la seguridad vial en el tránsito a los centros escolares y fomentar que los niños vayan caminando al colegio".

Cuca Gamarra ha felicitado y agradecido a todos los implicados por la consecución de una iniciativa "tan completa e integral porque ayuda a fortalecer la cohesión del barrio, impulsa el compañerismo, promueve el hábito saludable de andar, favorece al medio ambiente y tiene evidentes repercusiones en la seguridad vial". Del mismo modo, ha aplaudido a los escolares, "que son los auténticos protagonistas de este proyecto".

Según ha asegurado la alcaldesa, "estamos ante una novedosa iniciativa que profundiza en la seguridad vial desde la perspectiva de la educación, aprender desde pequeños a respetar las normas de circulación y trabajar por implantar la movilidad sostenible en nuestra ciudad".

La idea del Ayuntamiento de Logroño es garantizar su buen funcionamiento y que este proyecto novedoso pueda extenderse a otros centros escolares.

Como ha comentado el director del centro, "este proyecto se gestó hace 5 años con un diagnóstico por parte de los alumnos del colegio, evaluando los problemas de movilidad del colegio (entradas, salidas e itinerarios seguros en el barrio), y como consecuencia, se decidió no aparcar los coches dentro del recinto y colocar aparca bicis".

El Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural (Proyecto ICI), también apostó por desarrollar itinerarios seguros en los que se visibilizara el papel clave del comercio en la convivencia del barrio.

El responsable del Caballero de la Rosa ha recordado que en ese momento hubo reuniones con los responsables de Movilidad y Alcadía en las que estuvieron presentes nuestros alumnos, ya que fueron ellos los que escribieron una carta a nuestra alcaldesa contando la iniciativa.

Por su parte, José Luis Tros ha comentado que "en el momento que vimos la posibilidad de retomar el proyecto y un grupo de padres y madres nos mostramos dispuestos a iniciarlo, buscamos otras ciudades con ideas como ésta en marcha y desde el parque infantil de tráfico organizamos una charla informativa con un colegio de Avilés que ayudó a solventar algunas dudas sobre la logística y la organización".

Tras numerosas reuniones con el centro, Ayuntamiento y Parque Infantil de Tráfico, se comenzaron a hacer pruebas de los itinerarios elegidos, controlar los tiempos y organizar los turnos de los conductores.

"Una vez decidida y resuelta la señalización y los seguros de responsabilidad civil, con la colaboración de FAPA y Ayuntamiento, por fin se ha puesto en marcha y esperamos que se animen otros centros de la ciudad", ha añadido Tros.

PARA EXPORTAR.

La idea surgió años atrás en las aulas, en el 2013, cuando los propios niños soñaron cómo les gustaría llegar al colegio y contribuir a mejorar su seguridad vial contaminado menos.

El colegio Caballero de la Rosa pertenece a los Centros Educativos hacia la Sostenibilidad (CEHS), que forman parte de un congreso regional, en el que una alumna fue elegida para defender este proyecto a nivel nacional en el celebrado en Galicia.

A iniciativa siempre de los alumnos de 5º de Primaria, la dirección del centro y la asociación de madres y padres se pusieron en contacto con el Ayuntamiento y con responsables del proyecto ICI (Intervención Comunitaria Intercultural), las asociaciones de vecinos Madre de Dios y San José y asociaciones de comerciantes para estudiar la viabilidad de poner en marcha un itinerario seguro hasta el colegio Caballero de la Rosa.

Tras decenas reuniones entre la dirección del centro y el AMPA con policías y técnicos municipales y representantes de las entidades colaboradoras, el proyecto PEDIBÚS es ya una realidad. Se han consensuado recorridos, señales, paradas, reglamentos de funcionamiento y grupos de whatsapp para gestionar los recorridos, etc. Un largo y enriquecedor proceso de participación que ha quedado recogido en un vídeo para la promoción de otros pedibuses.

El Ayuntamiento se unió al proyecto colaborando en la coordinación del mismo con hasta tres concejalías implicadas. El Consistorio ha aportado la señalización de las paradas, los petos, el asesoramiento de técnicos municipales de Movilidad, Policía Local y Educación

y

el seguro de accidentes y responsabilidad civil (gracias a la colaboración de FAPA Rioja, que ha tramitado el seguro y lo incluirá entre las actividades subvencionables por el propio Ayuntamiento.

30 NIÑOS, 8 PADRES Y 2 RUTAS.

Treinta niños y ocho padres conductores han inaugurado esta mañana el PEDIBÚS del Caballero de la Rosa. Esperando en las paradas, debidamente identificadas y más cercanas a sus casa, los niños han ido a pie hasta el colegio en una de las dos rutas diseñadas.

En concreto, existe la Ruta Roja (8,35-8,57 horas) con 5 paradas, en Doce Ligero con Escuelas Pías; Escuelas Pías con San Millán; San José de Calasanz con Padre Marín; San José de Calasanz con Caballero de la Rosa; y San José de Calasanz con Luis de Ulloa, para llegar luego al patio del colegio.

En cuanto a la Ruta Azul (8,40-8,57 horas) cuenta también con 5 paradas, en Plaza Martínez Flamarique (Doce Ligero con Manzanera); Plaza Fermín Gurbindo con Manzanera; San Millán con Madre de Dios; Madre de Dios con Parque de Santa Juliana; Madre de Dios (campo de fútbol de La Ribera), y patio del colegio.

En un principio utilizan este servicio 30 escolares, "pero está abierto a más niños y niñas que quieran venir andando al cole". Para ello tan sólo deben apuntarse en la secretaría del colegio, aportando una fotografía tamaño carné.

Los participantes deben cumplir unas normas básicas, como son la puntualidad de los guías y usuarios, aviso anticipado en caso de falta de asistencia, respeto a las normas de seguridad vial, respeto al resto de usuarios de la vía, y respetar las reglas de funcionamiento del PEDIBÚS y de los adultos conductores.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.