Jamones Albarracín finaliza la cuarta fase del secadero de jamones en Platea
Jamones Albarracín finaliza la cuarta fase del secadero de jamones en Platea GOBIERNO DE ARAGÓN

Sobre una superficie de 36.000 metros cuadrados, la empresa turolense ha ido realizando una serie de ampliaciones del proyecto que comenzó en 2014 y que ya permite completar el proceso integral, desde la recepción de la pieza fresca, salazón, lavado, postsalado, secadero, bodega, mantecado y expedición del producto, ha informado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

Lambán ha destacado la diligencia de la industria cárnica, que ha emprendido una apuesta por la integración vertical, con la realización completa de las etapas productivas de la cadena en la fabricación hasta hacer llegar al cliente final el producto fabricado a través de sus propias cadenas de distribución y entrega.

A su juicio, es una fórmula de control del proceso que permite mantener la eficacia productiva y un mayor grado de competitividad, lo que se traduce en dos millones y medio de jamones al año en Platea y medio millón en la planta originaria ubicada en el Polígono La Paz.

Para Lambán, es una muestra más de la pujanza de las empresas agroalimentarias de Teruel, provincia por la que ha subrayado la apuesta que ha realizado el Gobierno de Aragón y que se traduce en una inversión de 230 millones de euros en lo que va de legislatura y la creación de un millar de puestos de trabajo.

EMPUJE

El presidente autonómico ha aplaudido el empuje de esta empresa familiar -compañías que componen el 88 por ciento del tejido empresarial aragonés y que son capaces de generar el 70 por ciento del empleo-. En este caso, Jamones Albarracín cuenta con una plantilla de 64 trabajadores en Platea y de 14 en la primera nave en la que comenzó la actividad en 2001.

El jefe del Ejecutivo autonómico se ha mostrado orgulloso de ver "cómo una empresa puramente familiar que comenzó en 2001 ya tenga un recorrido tan importante", convirtiéndose "en una de las plantas más importantes de España, si no la que más".

Jamones Albarracín se ha preocupado de innovar y producir jamones adaptados al gusto de los consumidores que, según Lambán, "se suelen situar fuera de España", al tiempo que ha añadido que le fascina que "al frente haya dos mujeres inteligentes, competentes y preparadas".

A colación, Lambán ha afirmado que la provincia turolense ofrece "buenas noticias en materia de inversión y desarrollo" todas las semanas, gracias a la acción de empresas como esta. Además, ha resaltado el valor añadido que este tipo de empresas aportan incorporando la formación, así como la innovación.

CENTRO ESTRATÉGICO

El presidente aragonés ha recordado que este y otros proyectos dispersos por localidades de la provincia consolidan a Teruel como un centro estratégico del sector primario y de transformación alimentaria, contribuyendo con ello a que todo Aragón, de norte a sur, sea un referente nacional en agroalimentación.

Asimismo, ha hecho hincapié en que su gobierno ha conseguido "resultados muy importantes en todas las provincias, pero particularmente en Teruel". "A lo largo de la legislatura, vamos a destinar en torno a 120 millones de euros procedentes del Plan Desarrollo Rural, que va a permitir la inversión total de no menos de 600 millones de euros", ha enfatizado.

Igualmente, ha destacado que se van a destinar "otros recursos que se pueden obtener del Fondo de Inversiones de Teruel". "Hemos entendido que había que activar otros sectores relacionados con la agroalimentación, como es la logística o la innovación, por lo que hace poco se inauguraba en Platea el centro de Bioeconomía Rural", ha relatado.

Por otra parte, Lambán ha asegurado que en Aragón el empleo funciona "mucho mejor que en el resto de España", algo que se le debe principalmente a "los emprendedores y empresarios". En este sentido, ha remarcado que el Gobierno autonómico ha sido "siempre consciente" de que su labor era "eliminar obstáculos y crear entornos para el camino" de estos profesionales.

ÚLTIMA TECNOLOGÍA

El Ejecutivo autonómico ha explicado que Jamones Albarracín desarrolla un modelo de negocio, denominado Maquila, que dispone de una planta de última tecnología, con un proceso de producción altamente mecanizado y con un control de trazabilidad de sus productos desde la entrada en el secadero hasta su salida.

Jamones Albarracín es propiedad de la familia Dobón, que comenzó su actividad de curado de jamones y que, en su segunda generación, ha experimentado una notable evolución dando un paso más en la transformación, deshuesado y preparación de jamones para la exportación, gracias a la constante innovación tecnológica de sus procesos, lo que la convierte en una de las empresas más eficientes y tecnificadas del sector.

En sus diecisiete años de vida, ha pasado de fabricar 84.000 piezas al año a 538.000, en sus instalaciones del Polígono La Paz, y 2,5 millones de unidades en Platea.

La firma también ha adquirido una parcela de 4.500 metros cuadrados para emprender un nuevo proyecto en Platea, que supondrá una inversión de tres millones de euros. En ese terreno, la empresa va a levantar una nueva una planta para deshuese de jamones de 3.000 metros cuadrados que generará 35 nuevos empleos.

Consulta aquí más noticias de Teruel.