"Mañana expondremos el documento y a partir e ahí esperamos contar con las aportaciones que nos permitan mejorar ese plan", ha destacado el consejero tras ser interpelado por parte de Ciudadanos sobre las agresiones a los sanitarios. "Ha traído un tema que es de enorme importancia dentro del sistema de sanidad asturiano", ha incidido el consejero.

Del Busto ha indicado que el Ejecutivo es consiente de este grave problema y en base a ello hace ya meses que se ha constituido un grupo de trabajo para ello que ha sido el encarado de elaborar ese documento o estrategia.

Ha explicado que dicho documento recoge los datos del registro de agresiones en el que se refleja una clara tendencia ascendente en los últimos tres años, y en que se recogen diferencias significativa por áreas sanitarias y por centros de trabajo. También es muy significativa la diferencia de las agresiones por sexo, así el 83% de las mismas son contra mujeres y sólo un 17% en varones. Se recoge además que el 77% de las agresiones son verbales y un 18% físicas. De los casos de agresión tan sólo en 16 de ellos aportaron parte de lesiones.

Por categorías, el sector de la enfermería es el que más agresiones sufre, seguido del personal facultativo.

Del Busto ha indicado que el documento elaborado se apoya en cuatro patas fundamentales que son la responsabilidad del superior jerárquico, el apoyo psicológico al trabajador, el apoyo jurídico del Sespa a ese trabajador y otro punto clave que es la colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, para lo que ya se ha llevado a cabo una reunión en el marco de la Delegación del Gobierno.

Así ha manifestado que se han diseñado unos objetivos a debatir con los profesionales y sindicatos, con un decálogo básico abierto a todas las aportaciones que sean posibles.

El diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé ha sido el encargado de interpelar al consejero sobre "desprotección" de profesionales sanitarios frente a las agresiones que pueden sufrir en sus puestos de trabajo.

Con 20 denuncias reconocidas por el Gobierno en 2017 a profesionales sanitarios, 13 de ellas a médicos, desde Ciudadanos han hecho hincapié en que no todos los casos se denuncian, "por miedo, porque se cree que no va a llegar a nada, o por desprotección de muchos profesionales".

Fernández Bartolomé también ha puesto el foco en el dato que indica que la mayoría de los agresores son hombres mientras que las agredidas son en su mayoría mujeres.

"Hay que cerrar los protocolos ante la indefensión en la visita a los domicilios", ha añadido, para reclamar también la elaboración de mapas de riesgo, medidas preventivas relacionadas con la formación de los profesionales y concienciar a los profesionales para que denuncien, dándoles también apoyo "explícito" desde la Administración.

Consulta aquí más noticias de Asturias.