En total serán nada menos que 20 galas en las que los concursantes de Tu cara me suena (Antena 3) se han metido en la piel de otros tantos artistas y tras las cuales han quedado seis finalistas que este viernes se han batido el cobre, o mejor dicho, el micro, para coronarse ganadores del concurso musical. Al final, el actor Miquel Fernández, favorito, se ha impuesto.

Ha sido la edición más larga de este híbrido entre concurso de talentos y musical que ha conseguido el equilibrio en el que reside el secreto para que la audiencia siga acompañando al espacio tras seis temporadas, con una media del 16,8% de cuota de pantalla y 2.251.000 espectadores, manteniéndose como líder de su franja.

También es la primera vez que la final se ha celebrado con seis finalistas y no con cinco, como suele. La revelación de la temporada ha sido (además de llegar favorito a esta final y ganarla) el actor Miquel Fernández. Le han acompañado en la terna finalista Fran Dieli, Diana Navarro, Lucía Gil, Pepa Aniorte y el imitador y cómico Raúl Pérez.

El secreto para que esta competición, que trata de caracterizarse e imitar a artistas de la canción, siga enganchando a la audiencia lo tiene el presentador del formato de Gestmusic, Manel Fuentes: "Tu cara me suena tiene alma, que es lo más difícil de conseguir en un programa de televisión". Y "sorpresa", aporta Chenoa, miembro del jurado, "siempre hay alguien o algo que te sorprende" y "muchos perfiles de concursante, con lo que el público siempre tiene con quién identificarse".

El presentador define su trabajo como el de poner "orden y desorden, el que tiene que tiene que hacer que circule el balón". El programa acaba con unas votaciones y un ganador, pero "hasta que llega ese momento lo que pueda pasar o lo que haga Llàcer [presidente del jurado], ni lo sabe él, ni lo sé yo. El caos tiene que aparecer, pero no se puede apoderar del programa", explica Fuentes, que a veces ejerce de único cuerdo del plató.

Si algo tiene este programa es la curiosidad por contemplar las radicales transformaciones de los concursantes, que acaban siendo clones de sus imitados, algo que a veces es "bastante raro", en palabras de David Amor, uno de los concursantes con más carisma de esta edición, aunque no le haya valido para ganarse los puntos del jurado. "A veces estás ya caracterizado y pasan las horas y hablas con la gente y te olvidas de que estás cambiado y de repente te miras en el espejo y dices 'uy, pero si soy yo'", explica divertido.

La Terremoto de Alcorcón, otra de las concursantes que ha actuado en la final solo a modo honorífico, asegura que caracterizarse es "muy gracioso, además con técnicas que parecen sencillas, como unos tiradores que te ponen y que te cambian de golpe la expresión de los ojos". Es todo un aprendizaje "por los trucos que se usan, que a veces son los de toda la vida", revela.

Esta temporada no ha sido fácil. La mayoría de los concursantes, más o menos conocidos para el gran público, han compatibilizado otros trabajos con la preparación de los personajes, aprendizaje de las canciones, ensayos, pruebas de vestuario y maquillaje... Por eso, cuando el jurado es duro a veces duele.

"Te duele sólo cuando un día te insinúan que no has trabajado, porque a veces no te luce mucho, pero el trabajo está ahí, las horas de ordenador, el irte a la cama con los cascos puestos y dedicarle una semana a un artista", revela la Terremoto, que asegura que cuando acaba una gala hay canciones "de esas que habrías escuchado hasta el fin de tus días mientras disfrutas de una copita de vino", pero que después de prepararla y cantarla "ya no te la pones y cada vez que suena dices ¡otra vez la canción!".

¿Qué tiene que tener un ganador de 'Tu cara me suena'?

Dos de los miembros del jurado, el imitador Carlos Latre y la cantante Chenoa, nos dan las claves para coronarse como ganador.

  • La imagen. El concursante "ha de parecerse físicamente, lograr su presencia", explica Latre.
  • La voz. "Es algo muy característico, sobre todo en un cantante", pone de manifiesto el imitador.
  • La esencia. "Lo más importante es la esencia, el alma, lo que el personaje transmite", hace ver Latre.
  • La magia. Es "la capacidad de encontrar lo que te hace mimetizarse con el imitado", aporta Chenoa.

Las canciones y artistas de los finalistas

Habitualmente la asignación de personajes a imitar se hace por sorteo, pero en la final cada aspirante a ganador puede elegir a qué cantante imitar. Éstas han sido las elecciones para la gran final:

  • Miquel Fernández: Ha elegido a Pablo López, en concreto la canción El patio.
  • Fran Dieli: ha interpretado un tema de Michael Jackson.
  • Diana Navarro: Se ha atrevido con una de las voces más personales del cante español, Antonio Molina.
  • Lucía Gil: Ha interpretado Total Eclipse Of The Heart, de Bonnie Tyler.
  • Pepa Aniorte: ha sido parte del grupo Efecto Mariposa para cantar No me crees.
  • Raúl Pérez: se ha metido en la piel de Zenet para cantar Soñar contigo.