Miel
Miel CONFEDERACIÓN ABEJA CANTÁBRICA - Archivo

Así lo han señalado el portavoz parlamentario del PRC, Pedro Hernando, y el diputado Fernando Fernández, que han presentado este jueves la proposición no de ley que se debatirá en el pleno del próximo lunes y con la que el PRC "defiende un sector fundamental para la economía y el futuro" de la comunidad autónoma.

El objetivo de esta iniciativa, ya aprobada en otras comunidades autónomas por unanimidad, es conseguir un etiquetado "más transparente" para que el consumidor conozca el lugar de procedencia de la miel y, si es mezclada, en qué porcentaje.

Y es que, según ha explicado Fernández, con el actual etiquetado basta con que el bote lleve un 1 por ciento de miel procedente de un país europeo, aunque "el 99%" sea de China, por ejemplo, para que se pueda decir que procede de la Unión Europea.

Para el diputado regionalista, que ha recordado que en Cantabria hay dos denominaciones de origen de miel: de Liébana y de Campoo-Los Valles, este etiquetado perjudica al consumidor y a los productores locales, y beneficia a los grandes importadores de este producto.

A su juicio, se trata de un "grave error" que es "intolerable", induce a "confusión" y provoca "pérdidas" a los apicultores.

Por ello, ha confiado en que la iniciativa regionalista obtenga el respaldo de todo el arco parlamentario, porque "contribuye a mejorar la calidad y la renta de los apicultores y dará mayor información al consumidor".

Para ello, en su propuesta, el Grupo Regionalista pide al Gobierno de Cantabria que inste al de España a modificar la normativa que regula el etiquetado de la miel, con el fin de "poder detallar así los países de procedencia y elaboración del producto, el origen floral de la misma y si ha sufrido procesos de pasteurización".

También, propone "realizar cuantas acciones sean precisas en las instituciones de la UE para establecer un marco normativo de manera que sea obligatorio en todo su territorio detallar en el etiquetado de las mezclas de miel comercializadas el país de procedencia de cada uno de las fracciones de miel que conforman dicha mezcla, así como la proporción de cada una de ellas y se contemplen medidas para el control de su cumplimiento para la protección del sector".

Según los datos aportados por Fernando Fernández, en Cantabria se producen 165 toneladas al año, existen cerca de 1.000 explotaciones apícolas y alrededor de 19.000 colmenas. En suma, es "un sector emergente, muy importante, que ayuda a la diversificación de la economía en el mundo rural", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.