En declaraciones a Radio Euskadi, Campos ha apuntado, no obstante, que el Concierto "no es un derecho histórico que sencillamente está ahí", sino que debe ser una herramienta "para asegurar educación y sanidad públicas, mejorar la RGI e incluir políticas de inclusión social en Euskadi.

A su juicio, éste "no puede ser un fin en sí mismo, sino una herramienta para mejorar la calidad de vida la ciudadanía" y, en este sentido, ha apuntado que no se puede "desvincular el Concierto del bienestar de la ciudadanía"

"El Concierto representa esa voluntad y capacidad histórica de la ciudadanía vasca de gobernarnos a nosotros y a nosotras mismas de una forma responsable en materia tributaria, presupuestaria y fiscal", ha aseverado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.