Guillermo Fernández Vara
Guillermo Fernández Vara JUNTA DE EXTREMADURA - Archivo

Fernández Vara ha confiado en que "no ocurra" que el Parlamento de Cataluña vuelva a situarse fuera de la legalidad, "pero si ocurre", ha abogado por "aplicar la ley", tras lo que ha señalado que "las recomendaciones que está haciendo los juristas del Parlament van a en ese sentido".

"Y en la aplicación de la ley no hay que descartar absolutamente nada", ha aseverado Guillermo Fernández Vara este jueves en una entrevista en Radio Nacional de España, recogida por Europa Press.

En su intervención, el presidente extremeño ha considerado que "habría que hablar de nuevo entre los principales partidos y tomar las decisiones que sean necesarias", ya que para Vara, es "muy grave" que "después de todo lo que ha ocurrido en los últimos meses, no se den cuenta realmente de las consecuencias que tienen las cosas".

MANTENER EL 155

En ese sentido, Fernández Vara se ha mostrado partidario de mantener la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española "hasta que la normalidad vuelva", y haya en Cataluña "un gobierno que gobierne".

Fernández Vara se ha mostrado "convencido" de que la aplicación del artículo 155 "se hizo bien", de ahí que el PSOE apoyara el Gobierno porque entendía que "ese era el camino: un 155 que devolviera la legalidad y que permitiera la convocatoria de unas elecciones".

Y es que, "no solo toda una generación política va a quedar inhabilitada para la política en Cataluña", sino que "la que viene detrás parece que viene por el mismo camino", ha lamentado.

Respecto a la posición de la CUP en el proceso catalán, Fernández Vara ha aseverado que no confía "nada en que la CUP vaya a bajar el listón", ya que a su juicio "vienen a romper el sistema y a que las instituciones no funcionen", tras lo que ha lamentado que "con cuatro diputados son capaces de tener una fuerza brutal, que es la fuerza de la sinrazón", ha dicho.

Así, y sobre la posibilidad de que el expresidente de la asociación ANC, Jordi Sánchez, pueda ser el candidato a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, Vara ha señalado que no le ve "ningún recorrido" a esta propuesta. "Pero ni se lo veo yo, ni se lo ve nadie que esté en su sano juicio", ha señalado.

Para Vara, el "problema" es que en el conflicto catalán se está "viviendo en la excepcionalidad", y hay una parte de la población de Cataluña y una parte de sus representantes políticos que "viven en la excepcionalidad y se creen que eso es lo normal", tras lo que ha reafirmado que "no es lo normal, y antes o después se darán cuenta hasta qué punto eso es así".

"Cuando empiecen a pasar años y la gente tenga que estar en la cárcel y sufrir las consecuencias de lo que se ha hecho, seguirán queriendo estar en la excepcionalidad porque es lo único que le da sentido a su vida", ha considerado el presidente extremeño, quien ha alertado de que "a la comunidad la van a destrozar", y harán "mucho daño al conjunto del país".

PESIMISTA SOBRE LA SITUACIÓN

Así, el presidente extremeño se ha mostrado "pesimista" respecto de la solución del problema catalán, "porque va a haber mucha gente en la cárcel", ya que "ha habido mucho presunto delincuente en todo esto", que "tendrán que pagar las consecuencias", ya que "no se les está metiendo en la cárcel por sus ideas, sino por sus delitos".

Una situación que "va a dificultar la solución", ya que "habrá una parte que encima se creen que son unas víctimas, cuando realmente el sitio de los delincuentes es la cárcel, obviamente", ha aseverado Fernández Vara, quien ha lamentado que hay una parte de la sociedad catalana que "se ha ido a vivir a un mundo de ficción, y que creen que cuanto peor, mejor".

Para Fernández Vara, éste es un tema que "tiende a la cronificación", por lo que los españoles se "tendrán que acostumbrar a convivir con una realidad" respecto a Cataluña, ya que "va a haber toda una generación en la cárcel, y la que viene detrás parece que va por el mismo camino", por lo que es un asunto "muy complicado".

En cualquier caso, el presidente extremeño ha apuntado que no cree que "la cárcel sea la solución" del problema catalán, del que "será la consecuencia, pero no la solución".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.