Un profesor de una escuela secundaria en Georgia (EE UU) fue detenido este miércoles, después de que presuntamente disparara el arma que portaba y se atrincherara en una de las aulas del centro educativo.

El suceso comenzó cuando un grupo de jóvenes intentó entrar en el aula del profesor, identificado como Jesse Randall David, de 53 años, que no les permitió el paso, explicó el portavoz policial Bruce Frazier.

Los alumnos avisaron de lo sucedido al director del centro, que intentó abrir la puerta con una llave, pero entonces el maestro la volvió a cerrar y justo después se oyó un disparo.

Tras escucharse el tiro, la policía fue alertada y rodeó la escuela secundaria Dalton High School, situada en Dalton, al norte de Atlanta (Georgia), y evacuó a los estudiantes y maestros cerca del mediodía de este miércoles hora local (17.00 GMT).

El profesor de Estudios Sociales se entregó a la policía después de una media hora de que supuestamente disparara su pistola a través de una ventana exterior del aula, donde no había alumnos en ese momento.

Un estudiante resultó herido leve, al sufrir una lesión en un tobillo al correr dentro de la escuela durante la evacuación del centro, que tiene unos 2.000 alumnos.

Dos semanas después del suceso en Florida

Este tiroteo se produce dos semanas después del que dejó 17 muertos en una escuela secundaria de Parkland, al sur de Florida, y que desató una campaña en favor de un mayor control en la venta de armas.

Alumnos y padres de las escuela Marjory Stoneman Douglas de Parkland presionan desde entonces a las autoridades de Florida, el Congreso federal y el presidente estadounidense, Donald Trump, que esta semana anunciará una serie de propuestas para reducir la violencia armada en las escuelas.

Una de las propuestas que Trump ha manejado estos días es la de armar a "un 10 o un 20 por ciento" de los profesores del país, aquellos que tengan "talento" para manejar pistolas y que puedan llevarlas ocultas, según el gobernante. "Mi maestro favorito en la escuela secundaria Dalton acaba de bloquear su puerta y comenzó a disparar. Tuvimos que salir corriendo por la parte trasera de la escuela bajo la lluvia. Los estudiantes estaban siendo pisoteados y gritando", escribió en la re social Twitter una alumna del centro.

La joven retó al poderoso grupo de presión en favor de las armas Asociación Nacional del Rifle (NRA), objeto de las críticas de los estudiantes de Florida, a que le diga que estarán "a salvo" si se arma a los profesores.

Desde el 1 de enero, diecinueve escuelas y universidades de diferentes puntos del país han sufrido tiroteos dentro de sus centros, de acuerdo con los datos de la organización Everytown for Gun Safety.